Asetur insistirá en que la Federación apoye al turismo

 
Carlos Velázquez
hrs.

A diferencia de lo que sucedió hace dos años, cuando Jorge Manos, secretario de Turismo de Campeche, le ganó unas elecciones reñidas a Claudia Chávez, de Michoacán; ahora no hubo competencia para suceder a Luis Araiza en la presidencia de Asetur.

Esto seguramente debido a dos hechos: El desmantelamiento de la Secretaría de Turismo Federal, que lleva Miguel Torruco, y la pandemia del Covid-19.

Araiza hizo un trabajo sobresaliente para fortalecer la Unión de Secretarios Estatales de Turismo, como voz de las entidades federativas en este sector, y para generar alianzas con las organizaciones empresariales y gobiernos estatales.

Publicidad
Publicidad

Incluso cuando Asetur en sus orígenes fue diseñada para acompañar y darle seguimiento a los programas de la Secretaría de Turismo Federal que ahora, para términos prácticos, es una oficina sin presupuesto; situación que la lleva a imaginar decenas de planes, con la misma eficacia de quienes van a tomarse un café.

Precisamente el Covid-19 obligó también a los secretarios de Turismo a concentrarse en el trabajo hacia dentro de sus estados y a realizar un esfuerzo regional para reactivar el turismo interno.

Así es que la Asetur, que deja Araiza, enfrenta la paradoja de su mejor momento de visibilidad mediática e influencia política; con el panorama más negro por los efectos de la cepa infecciosa y el desarticulamiento de Sectur Federal.

Juan Carlos Rivera, quien hoy será electo presidente de Asetur, es un hotelero de Oaxaca que ocupa desde hace cuatro años la Secretaría de Turismo de su entidad y que llegó sin competencia, pues fue el único que levantó la mano ante el complejo panorama descrito.

Hoy en Tijuana recibirá la estafeta de manos de Araiza y en su plan de trabajo planteará no claudicar en la exigencia de que la Federación voltee a ver al turismo con recursos y acciones concretas.

Lo hará, dijo a este espacio, de manera respetuosa pero insistiendo en que es urgente voltear a ver a este sector, que registra una contracción del 46% este año debido al efecto devastador de la pandemia.

Además planteó identificar una cartera de proyectos de inversión para presentarlos ante el Banco Interamericano de Desarrollo y que podrían ser muy importantes para la reactivación.

También buscará el apoyo de Torruco y la Secretaría de Turismo Federal; así como de las comisiones de turismo de las Cámaras de Diputados y de Senadores.

Salvo la negociación con el BID, lo demás ya se ha intentado; pero Rivera confía en que tarde o temprano estas gestiones darán resultados debido a la relevancia económica que tiene el turismo para México.

Divisadero

Petardos entre “amigos”. Precisamente la reunión de Asetur se realiza en el marco del Encuentro Nacional de Turismo, que organizó el publirrelacionista Carlos Mora.

Quien nunca anticipó que iba a quedar en medio de dos “querubines” de Morena que se llaman Jaime Bonilla, gobernador de Baja California, y Arturo González, presidente municipal de Tijuana.

Embarcados en una guerra fratricida, el martes en la noche Mora terminó injustamente en el alcoholímetro, como “balón de saque” de una historia que relataremos mañana.

Comentarios

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas