Anuncia Sea World el final de su programa de reproducción de orcas

 
Redacción
hrs.

Este jueves Sea World, la empresa de parques acuáticos que se hizo famosa gracias a la “aleta” de Keiko, la “ballena asesina”, anunció que las orcas que viven en las instalaciones de esta compañía serán la última generación bajo su cuidado.

Eso significa, concretamente, que a partir de ayer esta firma dio por concluido su programa de reproducción en cautiverio de este mamífero.

Además, próximamente establecerá una fecha en que concluirán sus espectáculos teatrales con orcas, que serán reemplazados por un nuevo concepto de “encuentro con la naturaleza”.

También anunció su alianza con The Humane Society of the United States, para proteger los océanos y sus animales.

Ante estas noticias, el precio de sus acciones en el New York Stock Exchange aumentó 9.38% para cerrar en 18.72 dólares; luego de que en los últimos dos años se habían derrumbado a niveles de los 15 dólares, cuando hace cinco llegaron a valer 40 dólares.

Aunque la noticia no deja de ser impactante y polémica, deriva del cambio de percepción del público respecto de este tipo de atracciones.

Una situación en la que sin duda influyó marcadamente aquel documental Black Fish, que relata la historia del estrés que generan estos parques a las orcas hasta el punto de que hubo casos en el que estos animales mataron a sus entrenadores.

Se trata de una parte de la historia, pero Sea World nunca fue capaz de transmitir con eficacia la otra mitad que incluye, por ejemplo, la aportación extraordinaria que hizo al conocimiento de estos ejemplares marinos.

Tampoco al trabajo que ha venido realizando Sea World para el rescate de mamíferos marinos en sus ambientes naturales.

El hecho es que Sea World venía perdiendo participación de mercado, lo que se reflejó en el precio de sus acciones, y que detrás de este anuncio hay una decisión de negocio para revertir dicha tendencia.

Todavía falta información sobre la manera en que lo hará y además hay alrededor de 30 orcas en sus parques, incluyendo una hembra preñada, por lo que Sea World podría tener ejemplares dentro de 40 años o más.

En libertad tienen una expectativa de vida de 35 años, pero en cautiverio hay orcas que llegan a las cuatro décadas y la ciencia y la medicina siguen evolucionando.

**Rodrigo Constandse**, director general de Delphinus, la compañía líder en el negocio de los delfines en cautiverio en México, consideró que el concepto de “ecologista” se ha desvirtuado en los últimos años, por lo que ahora son considerados como tales personas y organizaciones que critican todo lo que hacen los humanos.

Y aunque reconoció que le preocupa un poco esa “emocionalidad e irracionalidad”, consideró que hasta ahora los delfinarios en México siguen manteniendo un negocio del que viven unas diez mil personas.

También sostuvo que la operación de los delfinarios y las características de los mismos difieren mucho del modelo que ha utilizado la estadunidense Sea World, aunque haya habido en los años recientes críticas directas hacia ellos de algunas organizaciones políticas.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas