X
AMResorts, dos décadas de una gran historia hotelera | Periódico Viaje

AMResorts, dos décadas de una gran historia hotelera

 
Carlos Velázquez
hrs.

Cancún. Hace 20 años Alejandro Zozaya consiguió el primer contrato de operación para AMResorts, una compañía que fundó después de una meteórica carrera en Grupo Posadas donde llegó a comandar la Vicepresidencia Comercial.

El inmueble está en República Dominicana y fue bautizado como Sunscape, una marca que este empresario mexicano había creado para hoteles de cuatro estrellas todo incluido y en donde la promesa de venta era la diversión ilimitada.

Ayer simbólicamente cerró su ciclo en AMResorts, aunque junto con su familia es propietario de varios hoteles de la cadena, tras la exitosa venta a Hyatt que superó los dos mil 700 millones de dólares.

El pretexto fue la inauguración del Breathless Soul Cancún, con una inversión de 163 millones de dólares, y que ya forma parte de Hyatt, que preside Mark Hoplamazian.

Estoy asombrado, dijo en una gran fiesta a la que asistió la top model Alessandra Ambrosio, porque los colegas de Apple Leisure Group pasaron en 2007 de nueve propiedades a 102 este año con 33 mil habitaciones.

Pocos saben que Zozaya ideó el concepto “todo incluido de lujo” en su viaje de luna de miel por África y allí se dio cuenta que no había mejores vacaciones que aquellas en donde ya habías pagado por ellas y no tenías que preocuparte por cuánto más ibas a gastar.

Durante el arranque de su grupo, este empresario mexicano fue señalado por haber alcanzado el éxito debido a que detrás estaba su suegro, John Mullen, el mandamás de Apple Vacations.

La historia es más complicada, pues este emprendedor no sólo desarrolló un concepto en el que nadie creía, sino que recibió unas garantías crediticias de Mullen, no su dinero, y además siempre trabajó con la competencia.

Como ex Vicepresidente Comercial de Posadas conocía a los adversarios comerciales de Mullen y todos ellos lo apoyaron porque respetó su promesa de que no le daría precios menores a las empresas de su familiar político.

Una historia muy divertida ocurrió cuando el Huracán Odile estuvo a punto de destruir Los Cabos y los propietarios de los hoteles fueron a Nueva York a comprometerse con los mayoristas a estar de regreso en cuatro meses.

Allí Ernesto Coppel, dueño de los hoteles Pueblo Bonito, le dijo: “¿Y tú qué haces aquí si ya eres rico por tu suegro?”, a lo que Zozaya le reviró: “¿Tú qué haces aquí?, si tuvieras unos yernos trabajadores ellos deberían estar en esta junta…”

Todos se rieron aquella mañana, pero con los años Zozaya se volvió uno de los líderes del turismo no sólo de México sino de muchos mercados donde estuvieron presentes sus hoteles, como España y República Dominicana.

Claro que él no hizo sólo la tarea y en la inaguración del Breathless Cancún, también estuvieron Javier Coll y Gonzalo del Peón, dos de sus primeros colaboradores que hoy se mantienen en la compañía y quienes también se beneficiaron del acuerdo con Hyatt pues eran accionistas.

Hoy Zozaya dice que representando los hoteles de su familia; encabezando dos fundaciones benéficas y como miembro del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) y del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) tiene su “plato lleno”.

Pero en la plenitud de la vida y con la inquietud que lo caracteriza, veremos si opina lo mismo dentro de dos o tres años.

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas