Airbnb prefiere dialogar que enfrentar a los gobiernos

 
Carlos Velázquez
hrs.

Si autoridades y empresarios de la hotelería ven que las zonas grises en las leyes actuales han favorecido excesivamente a plataformas como Airbnb; la posición de esta empresa es de apertura a previsibles nuevas reglas y a trabajar con los gobiernos.

Chris Lehane es el director global de Políticas Públicas de Airbnb y en una entrevista con este espacio aseguró que no sólo han tenido una actitud proactiva con las autoridades; sino que en países como Japón o ciudades como Vancouver o Berlín ya hay leyes que reconocen esta realidad.

Los gobiernos están entendiendo, dijo, que esta plataforma le genera beneficios a los ciudadanos y a las comunidades locales.

Una situación que cada vez será más importante, explicó, pues en la próxima década crecerán enormemente los empleos automatizados y ésta esa una opción para las personas obtengan ingresos a través de un modelo que privilegia la sustentabilidad.

Además, apuntó, en esta discusión en marcha sobre el mundo abierto y los muros, Airbnb apoya claramente la primer opción.

Sus cifras en México son impresionantes, partiendo de que el año pasado creció a una tasa de 160 por ciento.

En el tiempo que lleva en el país, informó, ha generado hospedaje para 2.5 millones de viajeros; ya hay 50 mil “anfitriones” u oferentes de espacios de hospedaje en esta plataforma, que están ganando en promedio 47 mil pesos al año por 25 noches.

Estimó que en total, este negocio ya ha generado un ingreso de 250 millones de dólares que se ha quedado en México.

Actualmente, 97% de la tarifa de hospedaje que pagan los turistas, refirió, permanecen en manos de los anfitriones y además ya se están sumando hoteles boutique que pagan sus impuestos, pero se benefician del poder comercial de esta plataforma pagando un fracción de lo que desembolsan cuando lo hacen vía las agencias de viajes por internet.

De acuerdo a sus proyecciones, en los próximos 10 años Airbnb generará hospedaje para mil millones de viajes y además su impacto en el medio ambiente será 67% menor respecto a la hotelería tradicional.

Actualmente ya tiene acuerdos para pagar el impuesto al hospedaje en Quintana Roo, Ciudad de México y Sinaloa; Lehane, no ve que si este monto cambiara en el futuro vayan a recurrir al amparo pues dice que buscan proteger a sus asociados, pero también tener una buena relación con las autoridades.

Respecto a los problemas potenciales que pueden generar a las comunidades, por clientes ruidosos o abusivos, dijo que la confianza es la moneda de cambio de lo que describió como un “contrato social del siglo XXI”.

Así es que los “anfitriones” y los clientes que no obtienen consistentemente cinco estrellas son dados de baja y además su desarrollo cuenta con seguros y algoritmos predictivos que se anticipan a los problemas.

Actualmente, Airbnb ya tiene en el mundo 400 alianzas con los gobiernos, que van desde el pago de impuestos, hasta la generación de alianzas para apoyar a los emprendedores y para promover los destinos, concluyó.

 

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas