Airbnb ahora también preocupa a hoteleros en el segmento de lujo

 
Margarita Solís
hrs.

LOS CABOS.- Si **Beyoncé** contrató su alojamiento en California para cantar en el medio tiempo del Superbowl 50 a través de Airbnb, ello significa que ya no es el precio el único factor para usar esta plataforma, lo que debería ser motivo de preocupación incluso para los hoteleros que van a los segmentos más altos.

Hoy en este destino la Hotelería está arrancando de manera difícil de entender; nuevamente hay una demanda importante, pero los hoteleros declaran que no están haciendo el gran negocio.

O lo están haciendo, pero no de la magnitud que les gustaría sobre todo porque vienen de un año muy complicado debido a la estela de problemas que dejó el huracán Odile.

Según las cifras del Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), durante enero de 2016 el número de pasajeros nacionales que llegaron al aeropuerto de Los Cabos llegó a 84 mil 800, con un aumento de 18.2% respecto a enero de 2015.

Una cifra no sólo de dos dígitos, sino extraordinariamente alta aunque es un fenómenos nacional pues el promedio del grupo fue de 20.5 por ciento.

La misma fuente refiere que el crecimiento de los viajeros internacionales fue de 22.2% contra enero de 2015, con un total de 260 mill 600; en este caso Los Cabos sí está muy arriba del promedio de GAP que fue de 11.9 por ciento.

Finalmente el número de pasajeros totales aumentó 21.2%, casi cinco puntos porcentuales arriba del promedio nacional de 16.4%, con un factor de ocupación de los asientos de avión de 78.6 por ciento.

Los problemas son dos. En primer lugar, su mejor momento fue inmediatamente antes del huracán Odile, el factor de ocupación estaba por el 83% lo que no se ha alcanzado desde entonces.

Pero, además, sucede que la oferta de cuartos en el destino está creciendo, lo que por un lado mete presión para buscar más vuelos aunque las aerolíneas quieren que el mencionado factor de ocupación crezca.

Nada más este comienzo de año, hoteles como el JW Marriott y The Cape, ambos en el segmento de lujo, han tenido una ocupación importante, alentada no sólo por la novedad sino debido a que están llegando con buenos productos.

Por otro lado, los esquemas de tiempo compartido también tienen buena ocupación debido a que se trata de habitaciones prepagadas y entonces aparece Airbnb.

Esta red de la economía compartida, no sólo incluye ya casas y departamentos de particulares, sino que incluso han incorporado marcas que funcionan en el modelo de los tiempos compartidos.

Así es que comienza a faltar claridad sobre cuántas son realmente las habitaciones que hay en este destino.

¿La que pagan impuestos y alimentan el impuesto al hospedaje con el que funciona el Fideicomiso de Promoción Turística de Los Cabos (Fiturca)? O la mezcla con todos los jugadores ya mencionados.

Esto preocupa a los hoteleros, quienes defienden que ellos prácticamente pagan el impuesto al hospedaje.

Tengan o no razón, el hecho es que los actuales modelos de promoción de los destinos seguramente deberán ser revisados en un futuro no tan lejano ante esta nueva realidad.

Comentarios
hrs.

Periodista con más de 20 años de experiencia en los sectores relacionados con finanzas, economía, negocios y comercio. Entre el mundo impreso y el digital.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas