Aeroméxico, el nuevo rival de Miguel Torruco

 
Carlos Velázquez
hrs.

Tanto Javier Arrigunaga, presidente del Consejo de Administración de Aeroméxico, como Andrés Conesa, su director general, tomaron contacto con las secretarías de Relaciones Exteriores, Turismo y Comunicaciones y Transportes para quejarse por la nueva ruta de Emirates de Dubai a Barcelona y después a la Ciudad de México.

La posición de esta aerolínea ha sido particularmente dura, pues Emirates tiene una larga historia compitiendo con precios subsidiados, a partir de su enorme flota y de su posición como uno de los líderes en la producción de petróleo a nivel mundial que le permite establecer tarifas subsidiadas.

Miguel Torruco, titular de la Secretaría de Turismo, nuevamente se metió a las patas de los caballos cuando se sumó con sus redes sociales a promover el anuncio de esta nueva ruta.

Lo que vendió como un gran logro, tiene como contraparte la posición complicada en que deja a la aerolínea bandera de México, que está entrando a volar entre CDMX y Barcelona, sin pasar por alto que haya festinado como un gran logro impulsar un mercado pequeño para México, como el árabe, cuando hay problemas en los principales emisores, partiendo del caso de Estados Unidos.

La decisión de Aeroméxico fue cancelar su vuelo a Shanghai para poder utilizar ese aparato a fin de completar la frecuencia diaria en el de Barcelona-Ciudad de México y no quedarse rezagado para competir con Emirates.

Lo que, por otra parte, es sin duda, una situación indeseable para México, cuando uno de los objetivos es aumentar el intercambio turístico con China, el gigante asiático.

Increíble también que Torruco haya subido a su cuenta de Twitter la reunión con ejecutivos de Hainan Airlines con los que busca negociar para reemplazar el vuelo que está sacando Aeromexico.

Ya las diferencias son importantes entre Aeroméxico y Sectur, así es que habrá que esperar si Relaciones Exteriores analiza que en el panorama completo no es conveniente darle prebendas a una aerolínea como Emirates, que tiene múltiples señalamientos globales por competir de manera desleal.

Divisadero

Consejo de Diplomacia Turística. Resulta increíble que en varios estados haya presión de los medios de comunicación, cuando sus autoridades, empresarios o ambos no fueron incluidos en el Consejo de Diplomacia Turística.

Aunque Ignacio Cabrera, quien está puesto para ocupar la Secretaría Técnica de dicho consejo, es un político incluyente que prefiere sumar y hacer equipo; la verdad es que era inviable incluir a todos los empresarios y a todos los destinos.

Pero, ademá,s para nada son claras las ventajas de participar o no en este consejo, que apenas está siendo diseñado.

Lo mejor para todos será tomar las cosas con calma e ir viendo el desarrollo de esta organización que deberá quedar formalmente constituida en los siguientes tres meses, antes de levantar la voz para ser parte del mismo o no.

La buena noticia es que, como dice el refrán, en este momento ni están todos los que son ni son todos los que están.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas