A “rascarse” con sus propias uñas

 
Carlos Velázquez
hrs.

Acapulco. Si en las horas previas al inicio del Tianguis Turístico había confusión, al término de la ceremonia inaugural todo fue claro: Este año no habrá recursos federales para promoción.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el bienestar de los trabajadores también es promoción y que su gobierno apoyará a que mejore la seguridad y las condiciones de vida en los destinos. Punto.

La historia comenzó horas atrás con una reunión de la Asociación de Secretarios Estatales de Turismo (Asetur), que preside Jorge Manos, en donde Luis Barrios, presidente de la Asociación Mexicana de Cadena de Hoteles, presentó un borrador de un modelo para la promoción turística en México.

¿Ya está aprobado?, se preguntaron algunos, dado que asistió al desayuno Miguel Torruco, secretario de Turismo; pero no, no estaba aprobado, sólo era un borrador.

En su parte esencial, la propuesta es que el gobierno federal aporte dos mil 500 millones de pesos del Derecho de No Residente (DNR); los estados mil 500 millones; el sector privado 600 millones; los tour operadores 600 millones; los socios comerciales 240 millones. Total cinco mil 400 millones.

Después llegaron los mandatarios estatales, para sesionar como integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), y allí Carlos Mendoza Davis, presidente de la Comisión de Turismo, hizo una propuesta puntal que secundaron sus pares.

Impulsar con recursos estatales la plataforma del visitmexico, base de la plataforma digital del turismo.

Para Mendoza, como gobernador de Baja California Sur, el estado que más crece de México y, además, gracias al turismo, resulta indispensable mantenerse en la parte digital para que siga creciendo la llegada de viajeros internacionales al país.

Con esos antecedentes llegaron a la inauguración del Tianguis y Luis Barrios habló a nombre de los empresarios, lo que no dejó de generar extrañeza, pues la AMCH forma parte del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) que preside Pablo Azcárraga.

Así es que fue extraño que Azcárraga no fuera el orador, sin olvidar que el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, le había dado la bienvenida a éste en su discurso.

Pero la verdad fue que Barrios, quien inició nervioso y titubeante la lectura de su discurso, de pronto agarró vuelo y dijo que él, generalmente precavido, no lo sería en esta ocasión.

Debido a la falta de promoción México está perdiendo participación de mercado frente a destinos como Dominicana, Jamaica y Puerto Rico.

Estos hoy tienen arriba de dos millones de asientos aéreos adicionales al año en 2019 y México está perdiendo más de 1.7 millones; México sin promoción, dijo, puede convertirse en el secreto mejor guardado del mundo.

Necesitamos tres cosas, le dijo al Presidente: 125  millones de dólares de recursos fiscales; sumar a los socios de Airbnb con los jugadores económicos que pagan sus impuestos, y que confíe en que el turismo será el aliado para resolver los problemas sociales de México.

Pues ni uno, ni otro. López Obrador dijo que su aportación al turismo serán la seguridad y acabar con la pobreza en los destinos. Me siento muy protegido con mi secretario Torruco, remató.

Comentarios
hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas