Restaurantes en una muerte lenta: Canirac

 
Margarita Solís
hrs.
En entrevista el presidente de la Canirac afirmó que los restaurantes están viviendo una muerte lenta debido a los pocos ingresos y crisis por el Covid-19.

Los restaurantes en el país viven una muerte lenta, están gastando más de lo que ganan por el cumplimiento de los lineamientos “de la mal llamada nueva normalidad” y este año venderán solo 30% en relación con los ingresos de 2019, aseguró Francisco Fernández, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

“Vamos muy por debajo de las expectativas. De la experiencia que tenemos en el pasado, si hoy hacemos un comparativo, estaremos vendiendo alrededor de un 30%”, aseguró Fernández en entrevista.

La Canirac va actualizando el monto de pérdidas, ante ello Fernández hizo otro comparativo en ese rubro, ya que el valor de la industria restaurantera fue de 300 mil millones de pesos en un año. “Si hacemos un cálculo somero de lo que eso significa diariamente podemos hablar de que por tres meses hemos perdido el 25% de ese valor”, detalló.

Publicidad
Publicidad

Otro impacto en la economía de esta actividad ha sido en la plantilla laboral; Fernández calculó que a nivel nacional la reducción fue de 15% de la totalidad de los empleos que otorgaba esta industria antes de la pandemia.

“Hablamos alrededor de 300 mil empleos los que han dejado de colaborar en esta actividad”, señaló.

También te puede interesar: PUERTO VALLARTA RECIBE 135 MIL VIAJEROS EN 2 MESES

LENTA RECUPERACIÓN

Por su experiencia en la industria restaurantera, Fernández reconoce que esta crisis producida por la pandemia, no va a cambiar de un día para otro.

Los restauranteros tienen la expectativa de que la situación mejorará, pero también reconocen que la recuperación va a tardar. “No están saliendo en gastos en relación con los ingresos que obtienen. Se están endeudando y eso es un riesgo”, así lo consideró el líder de la Canirac.

Restaurantes en una muerte lenta1
58% de los restaurantes en el país son empresas familiares.

“Muchos no tienen los suficientes recursos y se van a empezar a endeudar, ese es un riesgo cuando hablo de una muerte lenta. Desgraciadamente se va a tardar en recuperar, el problema radica en que muchas autoridades no conocen la dinámica de un restaurante”, señaló.

Con una apertura de un foro reducido al 30% y un horario restringido, los empresarios restauranteros demandan un apoyo sólido y comprometido por parte de las autoridades federales: “necesitamos ayuda, con sentido de urgencia, del propio Gobierno federal”.

Denunció que entre las diferentes autoridades no hay talento para enfrentar una emergencia de esta naturaleza, ya que imponen normas que no son fáciles de cumplir.

Los restaurantes eran un punto de reunión y convivencia, ahora están limitados por la imposibilidad de sentar a más de cuatro personas en una mesa.

Fernández concluyó la entrevista comentando que no piden a las autoridades que los reconozcan como grandes empresas, sino como gremio que es generador de un alto número de empleos.

PUEDES ENCONTRAR MÁS INFORMACIÓN EN NUESTRA EDICIÓN DE AGOSTO

PERIÓDICO VIAJE Edición de agosto
PERIÓDICO VIAJE Edición de agosto
Comentarios

hrs.

Periodista con más de 20 años de experiencia en los sectores relacionados con finanzas, economía, negocios y comercio. Entre el mundo impreso y el digital.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X