¿Qué falló en el accidente de Viva Aerobus en Vallarta?

 
Redacción
hrs.
Especialistas en la materia opinaron sobre las causas probables del incidente del vuelo VIV4343, operado por la aerolínea Viva Aerobus.

Aunque es la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) quien debe dar a conocer oficialmente las causas probables del incidente del vuelo VIV4343, operado por la aerolínea de bajo costo Viva Aerobus ocurrido en Puerto Vallarta el jueves pasado, especialistas en la materia opinaron sobre sus causas probables.

El incidente ocurrió el pasado 18 de marzo cuando previo al despegue del Airbus 320, matrícula XA-VAZ desde el Aeropuerto Internacional Gustavo Díaz Ordaz con destino a Monterrey, el tren de nariz de sufrió un colapso mientras realizaba un viraje de 180º para alinearse en dirección a la carrera de despegue.

De acuerdo con Viva Aerobus, el hecho ocurrió a las 13:40 horas y afortunadamente los 127 pasajeros y todos los miembros de la tripulación se encontraban bien.

La aerolínea mexicana notificó que, en conjunto con las autoridades y dependencias aeroportuarias, se activaron los protocolos correspondientes para garantizar la seguridad; asimismo notificaron de revisiones a la aeronave por parte de su equipo experto así como de los mandos de la industria.

Tal vez te interese leer: Primer vuelo en Santa Lucía es de Viva Aerobus

Un especialista en investigación de accidentes, expresó que el hecho se le puede atribuir, por un lado, a una fatiga del materiales en el tren de nariz, pues explicó que de todos los sistemas del avión el más vulnerable es justamente esta parte: “Esta es la zona de las aeronaves que más ‘sufre’, ya que de ahí se engancha un tractor para empujarlo y como esto ocurre varias veces al día, puede sufrir un desgaste, precisió.

Como suele decirse en la industria, “los fierros no tienen palabra de honor”, expresó, así es que continuamente deben revisarse estos aditamentos del avión, pero las cosas en incidentes y accidentes aéreos rara vez son lo que parecen, siempre hay especulación. Lo cierto es que este tipo de falla no es tan extraña, ya ha pasado en otros casos que en su momento fueron bastante estudiados.

En contraparte, añadió que no puede descartarse un error humano que pudo ser la causa del incidente, ya que un viraje a alta velocidad o un mal cálculo en el radio, pudieron haber motivado la falla. La velocidad de viraje en estos casos está topada a 12 nudos, explicó otro especialista, pero incluso hay aerolíneas que recomiendan a sus pilotos no hacerlo a más de 8 nudos precisamente por la posibilidad de tener este tipo de problema.

Por su parte, el ingeniero Víctor Manuel del Castillo, experto en Sistemas de Gestión de Seguridad Operacional (SMS por sus siglas en inglés), remarcó que los resultados de las investigaciones deben darse a conocer a toda la industria, esto con el fin de que la industria aprenda de lo ocurrido.

De acuerdo con el ingeniero Del Castillo, el estudio lo realizarán la AFAC, el operador, en este caso Viva Aerobus, así como de autoridades aeroportuarias, quienes listaran todas las variables, elementos o potenciales desviaciones que pudieron influir en el incidente

“Esto ayudará a conocer qué fue lo que detonó el incidente en Puerto Vallarta, el cual derivó en implicaciones económicas tanto para la aerolínea como al aeropuerto. Lo más importante es que den a conocer la investigación una vez que tengan los resultados, porque desde ahí aprendemos todos los operadores”, comentó el experto.

“De todos los sistemas del avión, el más vulnerable es el Tren de Aterrizaje y de todas las componentes de este Sistema, es la pierna de nariz”, declaró en su momento Andrés Pérez Centellas, quien fuera mecánico de aviación y por muchos años director de Investigación de Accidentes en la antigua Dirección General de Aviación Civil (hoy AFAC),  considerado toda una institución en la industria aérea mexicana.

Con información obtenida de la alianza con A21.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas