Aeroméxico detalla adeudos por US$1,523 millones en acta de Capítulo 11

avión aeromexico
 
Carlos Velázquez
hrs.

La lista de acreedores de Aeroméxico detallada en el documento mediante el cual se acogió al Capítulo 11 de la legislación estadounidense, incluye a la Tesorería de la Federación; Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) y el Sindicato de Pilotos, como parte de una lista de 28 empresas e instituciones que suman un monto de mil 523 millones 873 mil 510 dólares.

Los cinco acreedores preferentes con garantía son Deutsche Bank Americas, con más de 268 millones de dólares avalados por recibos de pago de American Express; Deustche Bank México con más de 235 millones respaldados por recibos de pago de Visa y MasterCard.

En tercer lugar Crédit Agricole con más de 132 millones; el banco Natixis NY con más de 126 millones y Sumitomo Mitsui, que financió parte de la compra de los 787 dreamliner, con más de 119 millones de dólares.

Publicidad
Publicidad

***

Acreedores referentes con garantía.

Ya sin garantía destaca el Mellon Bank con más de 411 millones de dólares y que es el mayor acreedor individual de la compañía; el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México con casi 62 millones de dólares; BBVA con dos créditos uno superior a 25 millones y el otro por casi ocho millones; HSBC México con más de 17 millones.

Luego está Aeropuertos y Servicios Auxiliares con más de 16 millones de dólares; la Tesorería de la Federación con 14.8 millones de dólares; el Aeropuerto de Guadalajara con cinco millones; el de Monterrey con cinco millones; la Asociación Sindical de Pilotos, con 3.3 millones de dólares, entre varios más.

El Capítulo 11 es un recurso para las empresas, que recurren a los jueces cuando están basadas o tienen filiales en Estados Unidos, para contener a quienes les prestaron y reorganizar sus finanzas para evitar una quiebra.

***

De acuerdo a información obtenida en Aeroméxico, esta compañía ya dialogó con sus principales acreedores y a partir de este momento, comenzaron a buscar salidas con los recursos que generen los aviones y rutas que logre mantener en operación.

Los fondos que tiene en caja los utilizará para pagar turbosina, salarios e incluso podrá hacer frente al pago directo de usos aeroportuarios mientras sigue renegociando los adeudos que ya tienen con ellos.

Aeroméxico está buscando también una línea de crédito con tasas preferenciales en Estados Unidos, que en caso de ser obtenida seguramente estará condicionada a ser el primer acreedor en la lista de pagos futuros.

Las aerolíneas mexicanas, a diferencia de las compañías de otras partes del mundo que han sido apoyadas por sus gobierno, no ha recibido ningún tipo de respaldo económico por parte de la administración federal.

Comentarios

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas