Turismo y empoderamiento femenino

 
Corina Tlali Ortega
hrs.

Cristina Lugo dirige la agencia Morenita Experience, cuyo nombre evoca a las raíces indígenas y a la Virgen de Guadalupe; es una empresa que redefine el lujo, da valor a la cultura mexicana y propone nuevos productos para viajar en la CDMX.

La Ciudad de México es un semillero para crear nuevos productos turísticos gracias a su riqueza cultural y contrastes; como una necesidad urgente del mercado, hace dos años nació Morenita Experience, una agencia que ofrece experiencias íntimas y de ultralujo a viajeros nacionales y extranjeros que buscan algo más allá de unas simples vacaciones.

Originaria de Los Mochis, Sinaloa; Cristina Lugo, fundadora y CEO de Morenita Experience, comentó en entrevista que su proyecto es un experimento político y socio antropológico que tiene como finalidad enamorar de manera profunda al viajero que llega a México para crear un lazo emocional, contundente y permanente con nuestra cultura.

Cristina Lugo

“Somos los primeros que anticipamos la necesidad de servicio que tendrán los viajeros de lujo, el visitante extranjero que llega al país no quiere pensar ni lidiar con problemas por eso hay que anticipar sus necesidades y ofrecerle una gama de productos variados a través de nuestra riqueza cultural para que se quede en el destino cuatro o cinco días conociendo atractivos que tienen la calidad del primer mundo”, agregó la directiva.

Morenita tiene dos años de existencia y en ese tiempo el 99% de sus clientes han sido viajeros extranjeros, principalmente de Estados Unidos; también ha trabajado con clientes mexicanos que buscan viajes de incentivos para subdirectores, agentes de ventas o invitados especiales.

La empresa factura anualmente entre tres o cuatro millones de pesos en ventas; tiene pocos clientes pero en su nicho una sola pareja compra mucho si se le sabe vender bien el producto.

A Lugo, le interesa que su proyecto genere derrama económica al país y que todos sus colaboradores ganen bien; comentó que los viajeros que viven esas experiencias de la mano de Morenita pueden vivir desde una clase de cocina con Enrique Olvera hasta adquirir arte local directamente con los artistas, incluso, en algunas ocasiones se hacen amigos de los autores y existen casos de turistas que terminan tan fascinados con el destino que han comprado propiedades en territorio mexicano.

Morenita Experience

Bajo ese contexto, el producto tiene la capacidad y sensibilidad para que se desarrollen vínculos muy fuertes con el país y es una propuesta que no solamente invita a vacacionar, sino a encontrarse con una cultura que engancha a los viajeros provenientes del extranjero.

Contexto actual del turismo mexicano

Ante la política que se vive y las transformaciones en el sector turístico, la entrevistada expresó que no es momento de enfocarse en soluciones externas, que se esta desatendiendo el turismo totalmente, cuando México podría ser una potencia global si se le dedicara la suficiente atención a la industria y a sus segmentos.

Sería sano dejar de percibir a México como un lugar de conflicto, agregó, y deberíamos centrarnos en que es un lugar lleno de belleza y sofisticación, en el cual no hay que viajar muy lejos para llegar a sitios como Xochimilco para poder apreciar un cielo abierto y a las garzas volar y cantar al amanecer, durante cualquier día de la semana; eso habla de un lugar con mucha riqueza natural y cultural, y poca gente puede decir que eso es posible dentro de una ciudad.

Para la fundadora de Morenita Experience, es momento de redefinir el lujo, de crear y proponer nuevos productos; hay que de darle valor a todo lo proveniente de México y sacarse de la cabeza la idea de que nuestra cultura es un producto barato; y por último, concluyó que cualquier empresa del siglo XXI que busque tener éxito debe basar sus cimientos desde el desarrollo humano, la inteligencia emocional y las leyes espirituales, para que todo fluya en armonía y acorde al tiempo que vivimos.

Comentarios
hrs.

Periodista

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas