De naranja a rojo, ¿qué pasa si el semáforo cambia?

 
Reyna Isabel Ortega
hrs.
Los destinos dependen del semáforo sanitario y recintos como los hoteles vigilan si cambia del color naranja al rojo y aplican medidas.

Destinos y hoteles deben resguardar a los viajeros, pero ¿qué pasa si el semáforo cambia?.

Hace poco menos de un mes municipios del sur de Quintana Roo daban un paso atrás, ya que el semáforo epidemiológico regresó del naranja al rojo. 

Afortunadamente, el 7 de agosto las autoridades de salud y de gobierno del estado determinaron que los municipios de Fernando Carrillo Puerto, José María Morelos, Bacalar y Othón P. Blanco, regresara a semáforo naranja debido a un control de la pandemia.

Publicidad
Publicidad

El cambio de semáforos epidemiológicos en los destinos turísticos puede causar confusión a los turistas o personas con actividades esenciales, así que si se da el caso deben saber que los destinos y hoteles no pueden cerrar y desalojarlos.

Cambia el semáforo

De acuerdo con Roberto Zapata Llabrés, vicepresidente de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio y Servicios Turísticos (Concanaco-Servytur), en caso del retroceso de semáforos, por la ley de inquilinos, no se puede desalojar a ningún huésped.

“Si un cliente está hospedado y las autoridades de gobierno dieran este anuncio, tenemos la obligación de comunicarle al huésped la decisión y avisarles el cierre de nuestras áreas públicas del hotel”, explicó.

Reiteró que el hotel no puede desalojarlos, ya que como centros de hospedaje podrían ser sancionados o demandados por los clientes o autoridades.

Lo que sí se puede hacer, comentó Roberto Zapata, es negociar un descuento hasta el término de su reservación original.

Además, el hotel deberá dejar de recibir reservaciones hasta nuevo aviso de las autoridades. Y su ocupación no podrá rebasar el 15% de su capacidad.

En el caso de los destinos, los restaurantes, parques temáticos, servicios turísticos y campos de golf deberán cerrar y también disminuir su capacidad.

Indicaciones de las autoridades

En caso de que haya un retroceso en el semáforo, los huéspedes deben seguir y respetar las indicaciones del personal del hotel.

Si es un destino de playa, el visitante deberá acatar de igual manera las indicaciones de las autoridades locales o federales de salud.

Por ejemplo, Puerto Vallarta, Jalisco, es uno de los destinos que el Gobierno federal lo colocó en semáforo rojo.

El gobierno estatal determinó colocar banderas en las playas; si es verde habrá acceso libre, pero con capacidad limitada, si es roja no se permitirá el acceso.

Ramón González, director de Turismo Municipal de Puerto Vallarta, explicó que visitan los hoteles de la zona de la Marina y los huéspedes firman una carta de bienvenida, en ella se comprometen a usar el cubrebocas durante su estancia en el destino.

También te puede interesar: CON 30% DE APERTURA, EN QUINTANA ROO AUMENTAN VUELOS

Comentarios

hrs.

Periodista apasionada de la industria del transporte, logística, industria automotriz, negocios y comercio exterior desde hace poco más de dos décadas. Ha colaborado en revistas y medios especializados como Forbes México, Manufactura, Alto Nivel, El Economista y Milenio.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X