Hacienda busca encarecer boletos de avión

 
Carlos Velázquez
hrs.

Por lo visto los legisladores de Morena están decididos a investigar qué tanto más puede resistir la elasticidad de los precios del turismo mexicano y ahora sí es probable que logren romperla.

Si el presidente López Obrador había prometido que no subirán los impuestos, resultaría interesante saber cómo puede dicha promesa ser coherente con lo que está sucediendo con los derechos de entrada y salida de México.

Que además serán pagados por los viajeros que lleguen del extranjero al país; lo que en términos prácticos significa que si la iniciativa de Ley de Ingresos pasa, como fue enviada al Senado, a partir del primero de enero será mucho más caro venir a México.

Publicidad
Publicidad

Si antes los competidores de los destinos mexicanos ya estaban felices por la desaparición del Consejo de Promoción Turística, ahora podrían construirle un monumento a la 4T, pues está afectando más al turismo mexicano.

Resulta que el 19 de octubre, cuando la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Ingresos; entre los etiquetados de la Secretaría de Hacienda venía un incremento de 53% al Derecho de No Residente.

Además de un aumento de 79 a 149 pesos, es decir de 91%, a la cuota de servicios migratorios.

Adicionalmente, la diputada Julieta Vences, presidente de la Comisión de Asuntos Migratorios y militante de Morena, subió un cambio a las tres de la mañana y de 79 aumentó a 380 pesos la cuota mencionada, con un incremento de 387 por ciento.

Así es que de seguir estas modificaciones sin cambios, el viajero pagará 850 pesos al entrar al país y 380 al salir, un total de mil 230 pesos; cuando hasta ahora el monto total es de 635 pesos.

Esto generaría 25 mil millones de pesos de recaudación de los cuales 18% serían para el Instituto Nacional de Migración; 2% para ayuda a migrantes indocumentados y 80% para el Aeropuerto de Santa Lucía.

Un monto que para efectos prácticos forma parte del precio del boleto del avión, por lo que las aerolíneas también podrían resultar afectadas ante este aumento inusitado.

En la Cámara de Diputados Luis Alegre, presidente de la Comisión de Turismo, no votó a favor de este cambio y en Quintana Roo, de donde proviene, los empresarios ya están preocupados por el tema.

El panista Gustavo Madero y la senadora priísta Vanessa Rubio ya se opusieron al aumento y subieron a las redes sociales unos videos explicando las consecuencias negativas que puede tener para el turismo esta iniciativa de la Secretaría de Hacienda.

También en la cuenta de WhatsApp de la Asociación de Secretarios Estatales de Turismo (Asetur), hubo una intensa actividad ayer analizando los efectos negativos de la medida.

De hecho será un primer asunto que deberá atender Luis Araiza, quien asumirá hoy la Presidencia de Asetur.

Por lo pronto, ayer, este cambio se quedó con reservas de ley, lo que abre una pequeña puerta para que no prospere un nuevo golpe en contra del turismo del país.

hrs.

Periodista apasionado de los viajes y de entender y comunicar cómo funciona la industria del turismo.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X