Salud fiscal abordo para este 2020

 
Corina Tlali Ortega
hrs.

No afecta a las industrias, incluyendo la turística, debido a que la facturación instantánea no es nueva, sus modificaciones buscan reducir y combatir la evasión

Se encendieron los focos rojos cuando el 20 de noviembre del año pasado, la Asociación de Bancos de México (ABM) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) firmaron un convenio que anunció la facturación instantánea de todas las compras que se realicen a través de tarjetas de crédito y débito.

Dicha situación ha puesto en alarma a los contribuyentes, porque se piensa que se caerá en una discrepancia fiscal. Al respecto, Pablo Limón, socio del despacho Limón Mestre, explicó en entrevista que dicha disposición no debe representar preocupación, por el contrario debe ser un motivo de ocupación para tomar conciencia respecto a que todos deben contribuir al gasto público y pagar impuestos adecuadamente.

Asimismo, agregó que esa discrepancia ha existido desde hace más de 10 años en las leyes fiscales y establece que cuando una persona física declara una cantidad menor a lo que deposita en su cuenta bancaria, a las inversiones que realiza, los ingresos que percibe o a la cantidad que paga por tarjeta de crédito o de débito, es más alta la probabilidad de que las autoridades fiscales le envíen un requerimiento y le pregunten de dónde proviene los excedentes.

En esos casos, el contador es una persona ideal para poder asesorar a los contribuyentes y recordarles que no solamente debe declarar los ingresos que normalmente se perciben de una fuente conocida, ya sea salario, honorarios o por arrendamiento; también se deben declarar los ingresos que provengan de una herencia o legado; hasta ahora no se pagan impuestos por las herencias, simplemente se debe informar a la autoridad.

Hay personas que deciden depositar el dinero que recibió como legado en bancos de países extranjeros, pero desde el punto de vista de Pablo Limón, eso no sirve de nada pues sin importar el lugar donde se haya recibido o quedado el dinero se debe declarar el ingreso, de otra manera se estará en falta.

Y, aunque el préstamo es una figura que no incrementa el patrimonio de las personas, sí incrementa su capacidad de efectivo y por ende se debe declarar; las autoridades deben saber que esa riqueza fue producto de un préstamo y no es necesario pagar impuestos.

Por otra parte, las tarjetas corporativas son instrumentos o brazos de las empresas, las cuales se otorgan a los trabajadores para que gasten en su nombre y de igual modo la facturación será para la empresa; lo que establecen las disposiciones fiscales en materia de viáticos es que el empleado debe guardar copia de sus comprobantes emitidos a favor de la institución que lo emplea y con eso se liberaría de las responsables fiscales.

Con el fin de aclarar y transparentar, es importante que las personas hagan una revisión de su pasado fiscal y detecten de dónde vino su riqueza. Cabe recordar, que la facturación instantánea ya existe como posibilidad desde el 2006 y para mantener todo en orden es mejor hacerlo de la mano de un contador.

Comentarios
hrs.

Periodista

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas