El Tren Maya aún no corre, sigue en la mesa

 
Margarita Solís
hrs.
  • El costo del proyecto está subestimado, tiene tres nuevas estaciones y menos presupuesto federal; son variables que califican los inversionistas privados, ellos requieren de certeza en el proyecto.

La obra ferroviaria, considerada emblemática en la actual administración federal, avanza en papel y no en obras, esto se refleja en el anuncio que hizo el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) hace unas semanas respecto al incremento de estaciones en la ruta y que sólo se ha hecho una licitación, la de ingeniería básica, encargada de los estudios técnicos, ambientales y sociales, y preparará el proyecto ejecutivo.

Otro tema relevante a considerar es que si bien aumentan las estaciones entre los estados involucrados: Quintana roo, Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas, el presupuesto federal será menor, luego que se redujera el monto en el Proyecto del Paquete Económico para 2020.

Lo mencionado anteriormente genera diversas opiniones sobre el proyecto, tanto en el tema de su viabilidad, como del arranque de los estudios.

Mérida, Yucatán.

Mérida, Yucatán.

COSTO DE CONSTRUCCIÓN:

  • La experiencia internacional dicta que los proyectos ferroviarios elevan en 45% su costo, sobre lo presupuestado.
  • Por una mala planeación, el monto se eleva a 479 mil 920 mdp y hasta un billón 599 mil 767 mdp, 4 y hasta 10 veces más en comparación con los 120 o 150 mil mdp estimados por el Gobierno federal.

LOS PUNTOS DE VISTA

Al respecto, Francisco Madrid, rector de la Facultad de Turismo y Gastronomía de la Universidad Anáhuac, afirmó que la rentabilidad del proyecto Tren Maya aún no queda claro, eso genera “grandes preocupaciones” entre los inversionistas, lo que justificaría su operación sería el servicio como medio de transporte para la población de la región que debe moverse a sus trabajos.

Si bien, este es uno de los tres servicios que ofrecerá, junto con turismo y carga, Madrid aseveró: “eso le daría sentido, por lo menos en la operación, aunque la inversión fuese a fondo perdido, al ser escaso el número de pasajeros de las comunidades”.

Calakmul, Campeche.

Madrid expresó su duda respecto a por qué no continúo la ruta del tren entre Valladolid, Yucatán, y Cancún, Quintana Roo, si se considera que ya hay un trazo de vía. En plan sólo aparece como una alternativa.

“No entiendo por qué no continuar de Valladolid a Cancún, en la lógica de que el nodo de distribución de pasajeros es el aeropuerto. El trazo (de la ruta) no lo incluye”, agregó.

Para el rector es difícil reconocer los beneficios que podría generar el proyecto para estados como Campeche y Tabasco.

“Que bueno que hay infraestructura, que podamos ir de Mérida a Cancún en dos horas, pero tengo dudas de cómo se va a concretar”, expresó.

Por su parte, Benjamín Izquierdo, presidente de la Asociación Metropolitana de Agencias de Viajes (Metro), dijo estar de acuerdo en considerar los temas de impacto ambiental y el social, pero, aseveró que “un tren puede traer mayores beneficios” a la región, al recordar que Europa está conectado por trenes y le ha resultado fructífero, eso mismo, comentó, “podría hacerse en México”.

EN 2020 INICIARÁ LA CONSTRUCCIÓN DE CUATRO TRAMOS:

Selva 1 con 233 km

Selva 2 con 264 km

Caribe 1 con 246 km

Caribe 2 con 130 km 

Destacó Izquierdo que en materia de infraestructura turística, a las autoridades correspondientes les hace falta tomar decisiones y acciones, porque muchos temas se quedan en la proyección y no se están llevando acabo.

“Obviamente esto impacta económicamente a la zona y políticamente al país, ya que no se toman las decisiones que se tienen que tomar. El Tren Maya sí es un proyecto interesante, cuidando los aspectos que mencioné anteriormente, sí debería llevarse a cabo”, afirmó.

5 PROPUESTAS PARA AUMENTAR LA RENTABILIDAD DEL PROYECTO:

  • Obtener la totalidad de los derechos de vía de los tres tramos antes de iniciar la obra
  • Incluir a la población en mecanismos de consulta regulares desde la etapa de planeación del proyecto, con lo que el Gobierno podrá gestionar de mejor forma diversos riesgos sociales.
  • Incorporar actividades distintas al turismo en la planeación de la obra
  • Asegurar que las líneas se construyan en tramos urbanos, densamente poblados y cortos
  • Evaluar el costo de oportunidad de otros proyectos que puedan generar un mayor beneficio a la sociedad, un ejemplo de esto podría ser el Ferrocarril Transístmico.

DETALLES PARA 2020

El próximo mes de diciembre Fonatur lanzará una licitación sobre los primeros cuatro tramos de la ruta del tren, se incluirá desde la construcción de la estación hasta la instalación de rieles.

Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo, organismo encargado del proyecto, agregó que el Presupuesto de Egresos federal para el tren en 2020, se redujo casi a la mitad. “Salimos con dos mil 500 millones de pesos para el próximo año. Hay que recordar que la inversión del tren es fundamentalmente privada, ahora vendrán estas licitaciones que suman arriba de 80 mil millones de pesos, cantidad equivalente a 4 mil o 5 mil millones de dólares”, comentó.

La reducción en el presupuesto del próximo año no le preocupa a Jiménez Pons, debido a que el 90% de la inversión inicial del proyecto ferroviario será del sector privado.AQUÍ PUEDES LEER LA EDICIÓN COMPLETA DE PERIÓDICO VIAJE DE OCTUBRE

El monto que le asignó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y que está pendiente de aprobar por el Congreso de la Unión, será para terminar el estudio de impacto ambiental en los tramos donde no hay vía región, trabajo que le corresponde realizar a Fonatur.

Recordó Jiménez Pons que firmó un acuerdo con el 98% de las comunidades por las cuales pasará el tren; sin embargo, recordó, le falta la anuncia de 2% restante, sus motivos son que el gobierno aún no les ha pagado una adeuda de hace 20 años.

“Estamos en la mejor disposición de ayudarlos. Hay adeudos de derechos de vía de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) SCT, estamos tratando de arreglarlo porque están en su derecho de que se les pague. Estamos en ese proceso”, señaló.

Se prevé que el tren facilite la conexión con algunos aeropuertos, eso será parte de los beneficios para habitantes y turistas, por lo que las adecuaciones que requieran las terminales aéreas deberán hacerse en paralelo con las obras ferroviarias.

LOS DETALLES DEL PROYECTO

  • Los estudios de ingeniería básica que realiza Senermex (empresa ganadora de la licitación) estarán listos el 13 de diciembre, se entregará a los concursantes entre enero y febrero de 2020, lo que permitirá llevar a cabo la licitación para iniciar la construcción de la obra.
  • El tren pasará por estados en donde 56% de la superficie es propiedad social (según el Registro Agrario Nacional 2018) y con una alta proporción de población indígena (Conapo 2016)
  • 95% del trazo tiene derechos de vía existentes
  • Financiamiento mixto: 10% publico y 90% privado 
  • En 2024 estarán operando los 1,460 km del tren

“Pasamos por algunos aeropuertos, vamos a tratar de darle una conexión con aeropuertos y puertos para generar vigor a la carga del tren, porque debemos recordar que se darán tres servicios: pasajeros que se subsidia, turismo que sí deja, y carga que va a ayudar a pagar parte de la inversión”, detalló.

En el caso del Aeropuerto Internacional de Chetumal, Fonatur se acercó con las autoridades aéreas para tratar el tema de construir una extensión del tren, de esta forma se aprovechará que nuevamente será una zona libre y harán un centro logístico.

Aún faltan licitaciones por publicar para iniciar la construcción y el tendido de vías, así como de la realización de estudios de impacto ambienta por parte de las autoridades federales, por lo que los beneficios sociales y económicos que podría generar la puesta en marcha del Tren Maya tendrán que esperar.

Palenque, Chiapas.

Palenque, Chiapas.

Comentarios
hrs.

Periodista con más de 20 años de experiencia en los sectores relacionados con finanzas, economía, negocios y comercio. Entre el mundo impreso y el digital.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas