La tecnología de Aeroméxico

 
Margarita Solís
hrs.

Aviones anti jet lag con iluminación en las ventanas que cambian de acuerdo al uso de horario del destino inicial, materiales que disminuyen la turbulencia y el sistema Seat Chat para comunicarse con otros pasajeros, así como la reducción de combustible y emisión de CO2, y la contaminación auditiva, son parte de las nuevas tecnologías en vuelos.

Eso se puede notar en aviones como el Boeing 787 Dreamliner operado por Aeroméxico, considerado entre las aeronaves con mayor innovación tecnológica en el mundo, además de brindar mayor comodidad, servicio y seguridad.
Asimismo, mejora en la presurización de cabina que reduce la fatiga de vuelo y el efecto jet lag, con 8% más oxigeno e iluminación LED dinámica, lo que evita la irritación de ojos y mareos.

Cuenta con 243 asientos en clase turista y 32 en premier con beneficios como mayor espacio entre asientos y ventanas más grandes. Además incluye una constitución más rígida del ala y fuselaje, lo que disminuye la turbulencia.
En cuanto al entretenimiento, está equipado con eco-monitores individuales pantalla táctil con 20 películas y 36 series de televisión, así como el sistema Moving Maps o mapas en movimiento, que ofrece información del vuelo en tiempo real.

También, es posible utilizar la aplicación Jukebox para programar listas de reproducción con más de mil 500 canciones y IConnect para sincronizar el iPod con el sistema de entretenimiento, entre otras opciones.

Además, la aeronave es impulsada por motores General Electric GEnx-1B con avances en materiales de construcción, los cuales se ven reflejados en su estructura de fibra de carbono y equipo, lo que beneficia al medio ambiente, ya que proporciona ahorro de combustible y reducción en la emisión de dióxido de carbono (CO2) hasta de 23 por ciento.

De igual forma, hay niveles más bajos de ruido durante el despegue y el aterrizaje de hasta 60 por ciento.

**Rumbo a Madrid**

Aeroméxico utiliza el 787 Dreamliner para vuelos entre la Ciudad de México y Madrid. En la capital mexicana, la aerolínea opera desde la Terminal 2 con mostradores automáticos, oficinas de boletaje, salones Premier y nuevos lectores de abordaje.

El avión llega al Aeropuerto Internacional de Barajas de Madrid a la Terminal 1, el aeropuerto con el mayor flujo de pasajeros, carga y operaciones de España.

Si el pasajero tiene clase premier puede utilizar los salones con bocadillos, bebidas e internet gratuito. Además, prioridad al abordaje y al descender del avión.

Durante el vuelo cuenta con servicio personalizado, con menús exclusivos de alimentos y bebidas a cargo del chef Enrique Olvera.

La distribución de la cabina brinda 32 asientos que se pueden convertir en una cama gracias a la inclinación de 180 grados de sus respaldos.

Asimismo, ofrece un sistemas de entretenimiento personal con pantallas Panasonic Elite alta definición de 16 pulgadas, WiFi, plugs, puerto usb y travel kit.

También, el 787 Dreamliner ofrece vuelos operando desde la Ciudad de México hacia Londres, París y Ámsterdam en Europa; Nueva York y Los Ángeles en Estados Unidos, Santiago de Chile y Buenos Aires en Sudamérica; y Shanghai y Tokio en Asia.

Comentarios
hrs.

Periodista con más de 20 años de experiencia en los sectores relacionados con finanzas, economía, negocios y comercio. Entre el mundo impreso y el digital.

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas