Prevén saturación de Santa Lucía en cinco años

 
Redacción
hrs.
De acuerdo con proyecciones, pasados cinco años del inicio de las operaciones de Santa Lucía este aeropuerto verá rebasada su capacidad

De acuerdo con proyecciones, pasados cinco años del inicio de las operaciones conjuntas entre el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA también conocido como Santa Lucía) y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), ambos aeropuertos verán rebasada su capacidad y no podrán atender la demanda exponencial que tendrá la aviación en los próximos años.

De acuerdo con David Almaguer, presidente del Consejo Directivo de la Asociación de Ingenieros en Aeronáutica, es posible que ambos aeropuertos operen conjuntamente, sin embargo, las operaciones serán limitadas, pues el aeropuerto construido en la Base Aérea de Santa Lucía no permitirá operaciones simultáneas con la Ciudad de México.

“No se niega que sí se puede operar, pero su vida útil va a ser con un límite de cinco años. Una vez que empiece a operar, va a estar muy limitado porque no va a permitir tener más de tres pistas, no va a permitir operaciones simultáneas”, dijo en entrevista con A21.

El ingeniero aseguró que desde mediados de los años 80 se han realizado constantes proyecciones sobre el crecimiento del sector aeronáutico en México, particularmente en la Ciudad de México, las cuales han arrojado una tendencia de crecimiento exponencial.

Tal vez te interese leer: No hay promesa de volar en Santa Lucía: Volaris

El aeropuerto capitalino tendría que llevar a cabo alrededor de 600 operaciones diarias para mantener niveles óptimos de seguridad –enfatizó Almaguer–, sin embargo, actualmente se llevan a cabo más de 900 al día, lo que coloca a las operaciones del Benito Juárez en un arco rojo y genera complicaciones.

“Estamos hablando de literalmente un 50% más del nivel óptimo de operaciones”, dijo.

Estas proyecciones indican que, con el AIFA y el AICM funcionando a la par, para el año 2027 se alcanzarían las las 1200 operaciones, 600 en cada uno, “apenas cubriendo el margen mínimo de operación entre ambos aeropuertos”, explicó.

Santa Lucía era una opción, pero no la mejor

El ingeniero señaló que desde 1985 se llevó a cabo la planeación para construir un nuevo aeropuerto en la capital mexicana. Los estudios llevados a cabo mostraron que Texcoco ofrecía las mejores perspectivas para este objetivo. En segundo lugar, se consideraba Tizayuca, por su tipo de terreno y dada su cercanía con la Ciudad, mientras que Santa Lucía quedó como tercera opción por su distancia.

“En el aeropuerto de Texcoco se presentaba una ingeniería muy avanzada para abatir los problemas del suelo y, lógicamente, el terreno y las dimensiones permitían ser a este un super aeropuerto”, comentó.

El Aeropuerto de Texcoco ofrecería hasta seis pistas, de las cuales una sería dedicada para operaciones militares. Las cinco restantes posibilitarían tener hasta tres operaciones simultáneas, “permitiendo tres aeronaves aterrizando al mismo tiempo, cuestión que en Santa Lucía no”, dijo el experto.

Y luego de la saturación ¿qué?

El integrante de la Asociación señaló que, para lograr atender la demanda que tendrá el transporte aéreo en la capital de México, será necesario retomar el proyecto de Texcoco.

“Cuando se retome Texcoco, éste le daría respuesta a toda la demanda operacional y comercial para poder asegurar un mercado de operaciones a largo plazo, en un promedio de 50 y 60 años”, destacó.

Sin embargo, para que esto suceda, o no, depende totalmente del gobierno que dirija al país en el futuro.

Con información obtenida de la alianza con A21.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas