Campamentos de verano, otra manera de viajar

 
Corina Tlali Ortega
hrs.

  • La tendencia de que los menores viajen solos al extranjero va creciendo, pues son muchos los beneficios que obtienen al vivir una experiencia de ese tipo. 

Los campamentos de verano pueden ser un apoyo en el desarrollo académico y emocional de los niños, pues no sólo se aprende otro idioma, sino que también se estimulan diversas habilidades personales que fomentan el liderazgo desde muy temprana edad.

“Al estar en un ambiente de intercambio cultural y lejos de sus padres, los chicos se vuelven más seguros de sí mismos; la convivencia fomenta que sean más sociables, independientes y organizados, aptitudes características de liderazgo. Además, aprenden a respetar otras culturas y formas de pensar”, comentó Fernanda Viramontes, gerente de Ventas y Operaciones de LiveandLearn.

Esta manera de viajar contempla el estudio de un idioma, el inglés es el más buscado, y realizar actividades recreativas, deportivas o artísticas, como soccer, tenis, equitación, actuación, arte, cocina, ciencias y robótica, entre otras. Sin olvidar, los tours y rutas turísticas por el destino al que viajan.

Canadá, Inglaterra, Estados Unidos, Francia e Irlanda son los destinos favoritos por los padres para mandar a sus hijos a un campamento para niños y niñas entre 7 y 17 años con ganas de aprender otro idioma o vivir simplemente la experiencia de una aventura deportiva o cultural.

La recomendación principal es planear con anticipación, de tal manera que los padres y menores puedan recibir la orientación e información sobre los campamentos disponibles, los requisitos necesarios, como papeles personales, pasaportes, visas, permisos para que el menor viaje solo y seguro de viaje para atender cualquier imprevisto.

 

Comentarios
hrs.

Periodista

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas