Visa canadiense, un trámite del “tercer mundo”

 
Alonso Gordoa
hrs.

Si el gobierno canadiense tuvo razones para exigirle a los mexicanos la visa para entrar a su país, de entonces a la fecha ha enfrentado no sólo la presión de su socio comercial, sino de los empresarios canadienses que han visto mermados sus negocios con México.

Así es que hace dos semanas, cuando la embajada lanzó la visa Can plus, fue visto como un paso que en el futuro llevaría a la supresión de dicho documento.

La realidad es más compleja; sobre todo desde que está en medio una empresa privada, VFS Global, que tras haber ganado una licitación internacional se encarga de administrar ese trámite y lo hace muy mal.

El siguiente es el relato fehaciente de lo que le sucedió a un mexicano que trató de obtener la visa de Canadá.

1. Dado que estaba en un programa exprés, esta persona llegó el viernes 16 de mayo al Visa Aplication Center (VAC) de Polanco y, después de hacer antesala de 20 minutos, entró a un salón donde había decenas de solicitantes y, cuando preguntó el tiempo probable de espera, obtuvo esta respuesta:

“Una hora para la revisión de documentos y 45 minutos más para la recepción de los mismos, en tiempos ideales”.

Claro que una señora que llevaba tres horas esperando, le aclaró que los tiempos no eran ideales, así es que decidió regresar el lunes 19.

2. Ese día era feriado canadiense, aclaración que nadie hizo, y lo más lamentable es que le sucedió lo mismo a un grupo de deportistas mexicanos con capacidades especiales, quienes se regresaron a sus casas con sus propios honores después de haber llegado con muletas o hasta en sillas de ruedas.

3. El miércoles 20 esta persona hizo un tercer intento y fue testigo de cómo la recepcionista le gritaba, iracunda, a una señora que venía del Estado de México porque osó pedirle orientación.

“Señora, contrate a un consultor”, le exigió.

Ese día la expectativa de espera era mayor a tres horas, así es que la opción fue pedirle a una agencia de viajes que hiciera el trámite en su nombre.

4. VFS Global sólo acepta hacer trámites con agencias de lunes a jueves, antes de las 11 de la mañana; además obliga a los solicitantes el pago de paquetes separados de mensajería con DHL, aunque sean de la misma familia y vayan a la misma dirección. (La empresa anterior aceptaba cuatro visas por paquete).

5. Como el solicitante tiene que viajar el cinco de junio a Estados Unidos, la agencia le recomendó hacer el trámite a su regreso, pues era probable que no estuviera a tiempo su pasaporte.

A los empleados de VFS Global ya sólo les falta decir: “No hay, no se puede”.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas