Sigue en marcha Código de Conducta Nacional

 
Nallely Campos
hrs.

Basado en las políticas internacionales y en el Código Mundial de Ética del Turismo de la OMT, el Código de Conducta Nacional para la protección de niños, niñas y adolescentes en el sector de los viajes y el turismo es un instrumento que busca autorregular la industria de los viajes, así como salvaguardar los derechos humanos universales, explicó en entrevista Rosa Martha Brown, presidenta de Infantia, durante la convención correspondiente al mes de agosto de la Asociación Femenil de Ejecutivas de Empresas Turísticas de la República Mexicana (AFEET).

Es por eso, que en 2013, se terminó de firmar el código en todos los estados de la república, quedando pendiente tan sólo el Distrito Federal; además, se continúa con la firma a nivel empresarial sumando ya, mil organizaciones comprometidas con los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

“En esta campaña iniciada hace 4 años, estamos previniendo visitar 20 ciudades en la República Mexicana, para la implementación del código de conducta que es un ejemplo que estamos tratando de replicar hacia otros países del mundo, buscando sensibilizar a la industria turística, a través de la unión con otras organizaciones que antes no estaban participando”, señaló.

Agregó que hasta ahora, han logrado la capacitación de más de 8 mil personas a través del sindicato CROC, que ha trabajado en conjunto con la Secretaría de Turismo del Gobierno Federal, a favor de este proyecto; además, la mayoría de las empresas que han firmado el código, han comenzado su implementación

“Es un gran logro el que se haya podido difundir en toda la república y que finalmente estemos viendo los resultados del compromiso por parte de la industria, y es que México es un país lleno de opciones turísticas y que mejor que demostrarle al turista que aquí cuidamos los derechos de nuestros niños”, señaló.

**Sensibilizar, la meta**

Brown, explicó que para ellos es muy importante que los empresarios estén enterados e implementen en sus organizaciones el Código de Conducta Nacional, ya que de esta manera se podrán articular acciones entre hoteles, operadores de turismo, agencias de viajes, restaurantes, empresas de transporte (terrestre y aéreo), y comunidades en general, para modificar los factores que propician que la explotación sexual comercial continúe vulnerando los derechos de los niños.

Además, buscarán sensibilizar también los establecimientos de servicios y productos turísticos, para de esta manera formar redes de colaboración y prevención, la presentación de un informe anual, entre otros.

Y es que, no sólo en México, sino en Latinoamérica, cada vez más se observan empresas cuyos objetivos esenciales incluyen la realización de acciones que toman en cuenta y aportan al bienestar de las comunidades donde operan, en línea con el Paradigma de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

“Capacitar al personal turístico es clave para prevenir fomentando su actuación en un marco de responsabilidad y compromiso social”, dijo.

De esta manera, se afirma la ejecución segura y real del código, apoyando al desarrollo sostenible de las comunidades vecinas o de sus áreas de influencia; dando como resultado una política de responsabilidad social, concebida como elemento estratégico integral de su cultura corporativa.

“En septiembre vamos a tener una campaña que se llama 360 grados, donde vamos a firmar una campaña nacional en contra de la trata, y vamos a ir a todos los estados de la república, para seguir firmando el código de conducta en el país. Son muchas las acciones que se han hecho éste año y buscamos seguir incrementando esta política dentro de la industria turística”, finalizó.

Comentarios
hrs.

Periodista especializada en turismo

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas