Recomendaciones para la salud auditiva en viajes

 
Nallely Campos
hrs.

Los cambios de presión, el uso de audífonos y hasta la limpieza excesiva pueden derivar en un problema serio de audición.

Viajar durante horas a bordo de un avión para conocer un sitio nuevo, sumergirse y disfrutar de cenotes, ríos, piscinas o mares; pasear en bicicleta acompañados por la música puesta en nuestro reproductor mp3, o divertirse en un concierto al aire libre; son tan sólo algunas de las actividades que se realizan durante nuestras travesías, sin embargo, la mayoría se llevan a cabo sin tomar conciencia de los riesgos que pueden representar para nuestra audición.

Por ello, la audióloga Mariana Mejía brinda algunas recomendaciones para cuidar de nuestros oídos durante un viaje, y es que el principal problema se debe a los cambios de presión, ya que trasladarse en avión o realizar actividades submarinas, puede provocar trastornos que ocasionen dolor e incluso en algunos casos extremos, una pérdida de audición temporal.

“Lo más frecuente es que estos síntomas desaparezcan en cuestión de horas. Sin embargo, en algunas ocasiones estas molestias pueden prolongarse y, en casos más graves, provocar una perforación del tímpano y derrame del líquido del oído o hemorragias, por eso es importante cuidarnos”, explicó la especialista.

Cambios de presión

Mejía agregó que cuando se realizan actividades aéreas, se hace submarinismo, se escalan montañas o incluso toman un ascensor; la presión del aire disminuye o aumenta, según la elevación o descenso al que se someten las personas, lo que ocasiona dolor.

Esto se debe a que “la trompa de Eustaquio no llega a compensar ese cambio de presión tan rápido como lo necesita nuestro oído, a veces, se cierra y colapsa, dando como resultado, que haya un vacío dentro del oído y el tímpano se empiece a contraer, eso es lo que duele”, añadió.

En viajes muy largos, las personas tienden a encender sus equipos electrónicos y escuchar música o ver una película haciendo uso de los audífonos, si bien, esto es una buena forma de entretenerse, debe tomarse en cuenta no hacerlo en periodos de más de dos horas, y evitar por completo dormirse con ellos puestos.

“La sensibilidad que poseemos a la presión, depende de una persona a otra. Existen algunos audífonos que no permiten incluso liberar la presión que tenemos, taponean por completo la cavidad de nuestros oídos, podemos correr el riesgo de reventar el tímpano. Lo más recomendable es utilizarlos cada dos horas a un volumen tolerable, menor a los 80 decibeles y descansar 30 minutos antes de volver a usarlos”, señaló.

Comentarios
hrs.

Periodista especializada en turismo

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas