La hotelería en México aplica las prácticas de sustentabilidad

 
Isabel Gordoa
hrs.

Antes de hospedarse se recomienda tomar en cuenta si las propiedades se comprometen a llevar a cabo buenas prácticas sostenibles.

En varias ocasiones la información relacionada con la sostenibilidad no está disponible al realizar una reservación de un hotel; sin embargo, existen diversos factores para elegir una propiedad con buenas prácticas sustentables,  para aquellos turistas que se preocupan por conservar los recursos del planeta y hacer partícipes de ellos a las nuevas generaciones.

De acuerdo a la representante para México del Programa de las Naciones  para el Medio Ambiente (PNUMA), Dolores Barrientos, hay que tomar en cuenta si los hoteles se comprometen a llevar a cabo buenas prácticas sustentables. Eso se mira por medio de reconocimientos que miden las sostenibilidad de la empresa, como las certificaciones ambientales que indican que existe una política de gestión orientada a minimizar el impacto ambiental. Además,  buscar información más directa al consultar compromisos en su página web, folletos o incluso, al hablar directamente con la gerencia o los trabajadores del establecimiento.

También, fijarse si el hotel hace un esfuerzo activo para lograr que los productos de sus proveedores sean cercanos. Eso es importante porque comprar a empresas locales significa minimizar el transporte y contribuir a que el gasto turístico repercuta en la comunidad local.

Publicidad
Publicidad

Se debe considerar que sus alimentos y bebidas sean de producción ecológica.

Si se llevan a cabo buenas prácticas ambientales los hoteles tienen la opción de separar y gestionar sus residuos, reciclándolos o incluso reutilizándolos para lograr un menor impacto y contaminación sobre el suelo y las aguas subterráneas.

Otro factor es si el hotel utiliza instalaciones de energías renovables. Sus efectos sobre el entorno son significativamente menores que los de las energías convencionales. Con su uso se evita la emisión de gases de efecto invernadero y la generación de residuos peligrosos que supongan una amenaza para el medio ambiente.

Y hay que tomar en cuenta si apoyan algún proyecto social o medioambiental. Los establecimientos hoteleros pueden estar implicados en proyectos medioambientales  que contribuyen al bienestar social.

Ejemplo de esas prácticas de sustentabilidad es el Hotel Xixim en Celestún, Yucatán, enfocado al cuidado y preservación del medio ambiente mediante diversos sistemas ecológicos y biológicos.

De acuerdo con la directora del hotel, Verena Gerber el recinto posee sistemas de reciclaje de agua, separación de desechos, respeto por la biodiversidad que lo rodea, cultura ecológica del personal del hotel y ahorro de energía, entre otras cualidades. Asimismo, el establecimiento  tiene el reconocimiento Colibri Award, certificado de excelencia de Tripadvisor y pertenece a Premium Yucatán.

Un caso más es el complejo Mayakoba que ha sido condecorado por Rainforest Alliance por su compromiso con el liderazgo de conservación y sus esfuerzos para mejorar el medio ambiente y a la comunidad local, señalando que los hoteles de lujo también pueden ser sitios que apoyan a las prácticas sostenibles.

Un ejemplo más es la Hacienda Tres Ríos de Riviera Maya, es uno de los hoteles más reconocidos como protector del medio ambiente y promotor del turismo verde en México. Resalta su diseño arquitectónico con una construcción en cimientos elevados de cinco a 30 metros para asegurar la conservación del hábitat natural de la zona y permitir el flujo de agua en el manglar.

Cuenta con focos de bajo consumo, en las habitaciones automatizaron los equipos de luces y aire acondicionado con sensores de movimiento para apagarse automáticamente, con vidrios dobles para reducir la pérdida de energía y gracias al agua fría que se extrae de pozos profundos, se ahorra el 38% de energía en aire acondicionado.

Toda el agua potable viene del mar y es tratada con una planta desalinizadora y potabilizadora, lo que evita el uso del agua dulce de los mantos acuíferos y reduce 40% el consumo.

Cómo ser un huésped Eco Friendly:

No pidiendo el cambio de toallas y sábanas diario

Apagando las luces

No desperdiciar el agua

Respetar las plantas y animales que rodean el ecosistema del hotel

Tomar agua no embotellada

No tirar basura y separarla en orgánica y no orgánica

hrs.
Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X