Denuncian excesos de autoridad del transporte en EU

 
Redacción
hrs.

Cuenta **Carlos Almada**, hoy embajador de México en Japón, que cuando era subsecretario de Transporte en el primer año de la administración de **Enrique Peña**, le tocó iniciar las negociaciones del Bilateral Aéreo con Estados Unidos.

En una visita a Washington y en un pasillo, de camino a una junta formal, **Almada** le dijo a sus colegas estadunidenses que iban por un acuerdo amplio, pero que bajo ninguna circunstancia aceptarían el cabotaje y ellos estuvieron de acuerdo.

Con las asimetrías entre México y Estados Unidos, permitir que las aerolíneas estadunidenses pudieran hacer vuelos entre dos o más ciudades mexicanas significaría la quiebra para las aerolíneas nacionales. Pero no es el único riesgo.

Hoy el Bilateral Aéreo está teniendo algunos de los resultados positivos que se buscaban, pues cada vez más compañías de México y Estados Unidos están abriendo vuelos en rutas que antes estaban topadas.

Cuando el Departamento de Transporte (DOT, en inglés) de ese país dio, al inicio de este mes, la autorización provisional para permitir la inmunidad antitrust a la alianza entre Aeroméxico y Delta; su exigencia para que el primero cediera 24 slots en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM) y la segunda seis en el JF Kennedy de Nueva York, se volvió el tema a discutir.

De hecho, la carta enviada el jueves de la semana pasada por la Dirección General de Aeronáutica Civil al DOT es una crítica a su posición, lo que podría ser entendido como un apoyo extraordinario a Aeroméxico, que dirige **Andrés Conesa**.

De hecho, ninguno de los competidores de esta última están contentos con la posición dominante de Aeroméxico con respecto a los slots en el AICM y cada vez que tienen oportunidad, critican esta situación.

El problema es que los slots no se liberarían sólo para que los usaran las compañías mexicanas, sino que el DOT busca favorecer principalmente a estadunidenses como JetBlue y Southwest.

El tema de las asimetrías vuelve a estar presente, pues más allá de la aguerrida competencia que libran entre sí las aerolíneas mexicanas; es importante cuidar que no se abra la puerta a una situación que ponga en riesgo a un sector estratégico como el de la aviación nacional.

En los comentarios que el propio AICM ya envió también al DOT, establece que en los últimos 24 meses han iniciado operaciones allí firmas como JetBlue, Southwest, Qatar cargo, Emirates cargo y Alitalia.

Además, asegura que el AICM se ha comprometido a implementar, a partir de enero de 2017, las reglas IATA sobre slots, además del uso de los sistemas de software Plansa y Slotix, que son dos de los más avanzados del mundo.

También refiere que los slots pueden ser intercambiados en otros aeropuertos con menos saturación y que, además, la DOT no tiene facultades para decidir cómo serían asignados.

Más allá de las “simpatías” o no que despierte Aeroméxico, sería desastroso que la nueva relación aérea entre ambos países termine de todas maneras poniendo contra las cuerdas a las firmas mexicanas.

Comentarios
hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas