Permiten el desembarco en Fort Lauderdale de los cruceros Zaandam y Rotterdam

 
Andrea Mendoza
hrs.

Desde el 14 de marzo ningún pasajero podía bajar de las embarcaciones.

Después de varios días varados en el mar, las 1,391 personas (entre staff y pasajeros) que se encontraban en ambos barcos lograron tocar puerto el jueves 2 de abril. Sin embargo, no todos podrán regresar a sus lugares de origen.

Las autoridades de Florida y Holland America Line, la línea de cruceros a la que pertenecen el Zaandam y Rotterdam, acordaron que los pasajeros sanos podrán bajar mientras que los que presenten síntomas sospechosos deberán quedarse a bordo. 

Los pasajeros sanos se moverán de cada uno de los barcos a un autobús que los llevará directo al aeropuerto para tomar sus vuelos de regreso a casa lo más pronto posible.

Publicidad
Publicidad

Los pasajeros que tengan síntomas parecidos a la gripa y, por tanto, a Covid-19, permanecerán en las embarcaciones hasta que se hayan recuperado completamente y estén en condiciones de viajar. Entre tanto, los servicios médicos de los cruceros los estarán atendiendo. 

Pese a las medidas tomadas para los pasajeros, nadie de la tripulación tendrá la oportunidad de regresar a casa o siquiera de salir de alguno de los barcos.

Desde el 22 de marzo 107 pasajeros habían presentado síntomas de gripe, 90 de ellos a bordo del  Zaandam y 17 en el Rotterdam. También 143 tripulantes en Zaandam y ninguno en el Rotterdam tuvieron indicios de resfriado.

En total, hay 808 turistas y 583 tripulantes en Rotterdam. En Zaandam hay 442 pasajeros y 603 tripulantes. Entre todos los viajeros se encuentran 311 ciudadanos estadounidenses, de esos, 52 son residentes de Florida.

El Zaandam registró cuatro decesos desde que zarpó, todos fueron de hombres mayores de 70 años. De las muertes registradas, dos pasajeros habían sido diagnosticados con Covid-19, uno murió por un ataque cardíaco y el otro deceso fue a causa de una enfermedad preexistente.

hrs.
Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X