COVID-19: ¿Es buen momento para iniciar una carrera de piloto?

 
Redacción
hrs.

El mundo se encuentra en crisis por la pandemia de covid-19 y la aviación mundial ha sido uno de los sectores que han sido afectados con más intensidad, y los expertos pronostican que la recuperación se alcance en un periodo de dos y medio a tres años. Ese mismo tiempo es el que le tomará a los jóvenes terminar una carrera de piloto aviador que inicien su formación el día de hoy.



Así lo aseguraron Francisco M. Mc Gregor, instructor de la Escuela de Vuelo PRAAT, Carmen Ortega, directora de la Escuela de Vuelo Aeronacional y Alfredo Velazquez, director de la Escuela de Aviación México. Los aviadores coincidieron en que la necesidad de transporte aéreo alrededor del mundo propiciará una recuperación paulatina de los puestos de trabajo para los pilotos.

“La aviación está viviendo un mal momento inmediato, pero no podemos pensar en que el mundo continúe sin ella. Ahora necesita un receso para volverse a impulsar, esto no se va a detener”, declaró la capitán Ortega Sandoval.

Clases en la nueva normalidad

Las medidas para abordar la emergencia sanitaria obligaron a la suspensión temporal de actividades en escuelas, incluidas las academias de vuelo, planteando un importante reto para la continuidad de la formación de los alumnos.

Publicidad
Publicidad

La facilidad de acceso a herramientas digitales ha permitido que los tres centros de formación den continuidad a los módulos teóricos y no detener totalmente el desarrollo de los cursos.

Este método ha sido aceptado por la mayoría de los casos, sin embargo, existe una fracción de alumnos que prefieren esperar a que la pandemia sea controlada para volver a los salones de clase.

La modalidad en línea es vista como un modelo de instrucción teórica que ha llegado para quedarse, opinaron los capitanes Ortega y McGregor, ya que ofrece ciertas ventajas tanto para las escuelas como para los alumnos. De esta manera podrían ahorrarse algunos gastos referentes a traslados, instalaciones y servicios, cosa que ayudaría a sobrellevar la complicada situación económica.

En México, una persona que desee convertirse en piloto debe invertir aproximadamente 900 mil pesos, aunque esta cifra puede variar dependiendo de la academia que elija. Su formación incluye un curso de teoría de seis meses de duración, 50 horas de prácticas en simulador y 180 horas de vuelo, además de clases de inglés aeronáutico.

El alto costo puede significar una limitante para algunos alumnos, viéndose obligados a abandonar la carrera. Se calcula que cada año se gradúan alrededor de 300 pilotos mexicanos, con una edad que oscila entre los 18 y los 26 años de edad.

“Es mucho más sencillo, en lugar de tener a las personas en las escuelas. Creo que sería buena idea mantener este tipo de clases de manera definitiva. Todo lo que sea teórico podría darse en línea aunque las condiciones vuelvan a la normalidad”, señaló Francisco McGregor, instructor y piloto aviador.

La situación de los módulos prácticos es un poco más complicada. De abril a mayo los vuelos de escuelas fueron suspendidos totalmente y no fue sino hasta junio que se retomaron algunas operaciones, explicó Alfredo Velázquez.

La Escuela de Aviación México reinició con los vuelos en junio con apenas 30% de operaciones y en julio alcanzó el 50%. El incremento en los vuelos se analizará tomando en cuenta el desarrollo de la contingencia, señaló.

“Dependemos de las noticias que nos dan las autoridades sobre el semáforo establecido y nos es muy difícil saber hasta cuándo llegaremos a retomar el 100 de operaciones de vuelo. Esperamos que sea pronto. Lo más importante es ser prudentes y que no excedamos el riesgo normal para que no tengamos contagios en la comunidad”, reconoció el director de la Escuela de Aviación México.

Resiliencia es el principal reto

La pandemia vino a complicar la situación económica mundial, poniendo en jaque la salud financiera de las escuelas de vuelo, pues, al igual que las aerolíneas, su índice de ganancias es muy bajo, por lo que es muy probable que desaparezcan algunas de las 204 escuelas de vuelo registradas en el país, explicó el capitán McGregor. “Sobrevivirán aquellas que piensen a futuro. En aviación, quien piensa al día, piensa atrasado”.

Millones de empleados de todas las áreas del sistema económico mexicano han perdido su empleo, lo que imposibilitará a algunas familias acceder a una escuela privada, dijo la capitan Ortega, viéndose obligadas a optar por la educación gratuita. “Lucharemos por la permanencia de la institución, de sus aeronaves, simuladores y todo el equipo para la preparación del personal técnico aeronáutico. Tal vez se tengan que hacer ajustes, esperando y provocando una recuperación“.



Por su parte, Velázquez apuntó que para paliar los efectos de la crisis se han tomado decisiones en reducción de costos y se han llevado a cabo negociaciones con el objetivo de mantener activa la academia.

Los tres expertos auguran una recuperación complicada, sin embargo, confían en que la industria se recuperará, pues no hay otro método de transporte que se acerque a las ventajas que brindan las aeronaves.

Por Ricardo Capilla Vilchis en alianza A21

Comentarios



hrs.
Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas