Acepta Boeing fallas de seguridad en los 737 MAX

 
Redacción
hrs.
  • La empresa reconoció que no “implementaron correctamente” la alerta sobre disfunciones

Dennis Muilenburg, director ejecutivo de Boeing, admitió que “no hemos implementado correctamente la función de aleta sobre disfunciones en el sistema de estabilización de MCAS del 737 MAX”, modelo que estuvo involucrado en al menos dos accidentes que dejaron 346 muertos.

El primer incidente ocurrió el pasado 10 de marzo de Ethiopian Airlines que mató a 157 pasajeros; el segundo caso pasó el 29 de octubre de 2018 con Lion Air que dejó un total de 189 víctimas.

La llamada “luz de desacuerdo”, en el lenguaje de Boeing, la señal de advertencia se dispara en caso de información errónea transmitida por uno o dos sensores de “ángulo de ataque” (AOA) al sistema de estabilización.

Publicidad
Publicidad

Estos últimos sensores miden el ángulo de ataque y altitud del avión en picada para permitirle recuperar velocidad y alejarse del riesgo de desaceleración fatal.

Según los primeros reportes de la investigación del caso Lion Air, uno de los dos sensores AOA falló y pese a ello la aeronave continúo transmitiendo información; sin embargo, en ese momento era necesario desactivar el MCAS, dato que desconocía la tripulación de la aerolínea, cuyo avión no disponía de la señal de emergencia.

No obstante, Boeing no había informado sobre esa función de pago, aunque se consideraba importante para al seguridad de los pasajeros y el 737 MAX.

“Nuestra comunicación sobre la señal de advertencia no fue lo que debería haber sido. Fallamos completamente en eso. La implementación fue un error, no la implementamos correctamente”, añadió Muilenburg.

Comentarios

hrs.
Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X