Turismo en Adultos mayores, un segmento a explotar

 
Nallely Campos
hrs.

En nuestro país, es frecuente encontrar el mito que dicta que las personas mayores no gustan de viajar o requieren de grandes cuidados durante sus travesías; sin embargo, éstos se encuentran en el momento ideal para disfrutar de los atractivos turísticos que existen en México y el mundo, ya que sus responsabilidades son menores y no deben cumplir con horarios de trabajo.

Ante esto Juan Carlos Arnau, director de TURISSSTE, Sistema de Agencias Turísticas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, señala algunos de los elementos a tomar en cuenta durante viajes con personas de avanzada edad.

Explicó que como cualquier turista, antes de viajar, es necesario informarse sobre la altura, el clima y servicios médicos disponibles del lugar a visitar, además, llevar consigo documentos como identificación, reporte médico y en caso de que el destino lo requiera, pasaporte y visa.

“A TURISSSTE le corresponde instrumentar la política social de México, es necesario que los adultos mayores puedan ejercer su derecho de viajes, por lo que brindamos una oferta adecuada para su edad, a precios accesibles, para que puedan viajar por lo menos una vez al año”, explicó.

**Medidas preventivas**

Por su parte Rosa Icela Rodríguez la directora del Instituto para la Atención de los Adultos Mayores, explicó que es importante realizarse un chequeo médico entre 6 y 4 semanas antes de viajar, para que de esta manera cuenten con las prescripciones y recetas médicas que necesiten durante sus travesías, así como contar con los medicamentos necesarios.

Además, para el caso de viajes al extranjero, si necesitan llevar medicinas, lo mejor es contar con las cantidades suficientes en los empaques originales debidamente identificados, los implementos necesarios para suministrar el medicamento y la receta médica certificada, en la que se muestre la condición que se busca tratar, así como las dosis requeridas.

Esta última, debe estar en inglés y español, una buena opción para este requerimiento es acudir a la Clínica de Atención Preventiva del Viajero, localizada en la terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Además, para el caso de viajeros con algún tipo de discapacidad que requiera atención especial, es importante contactar con anticipación a la aerolínea para verificar cuales son los servicios y facilidades que pueden brindarle.

Ante esta situación, la línea aérea Volaris, ofrece asistencia personalizada a sus Clientes mayores de 60 años que requieran apoyo durante su viaje. Este servicio consiste en dirigirlos desde el aeropuerto de origen, hasta el de destino. El servicio termina al llegar al aeropuerto de destino, tiene un costo adicional y se puede adquirir a través de volaris.com, en el Call Center o en el mostrador del aeropuerto

**Durante la travesía**

La Secretaría de Relaciones Exteriores, establece que, durante el vuelo, si el viaje es largo, es necesario caminar cada dos horas por los pasillos, para reactivar la circulación de las extremidades y evitar la aparición de coágulos en las piernas o posibles contracturas musculares. Además, de usar las primeras filas para poder recibir atención pronta del auxiliar de vuelo.

Los principales problemas para las personas adultas mayores al viajar son: dolor de espalda y muscular, indigestión y dificultad para orinar, por lo que no es recomendable visitar lugares cuyas actividades exijan cambios radicales de horario.

Además, se deben planear tiempos de descanso, pues la actividad física adicional que se realiza mientras se viaja puede ser extenuante, además de que los cambios bruscos en la dieta y el clima pueden tener serias consecuencias en la salud si no se toman medidas preventivas.

Para el caso de los trayectos en autobús, la regla general es que sean más cortos, siempre haciendo escalas sanitarias, además, verificar que los lugares que visitamos sean adecuados, con espacios para sillas de ruedas, y para esfuerzo físico moderado.

“Nosotros nos hemos sorprendido porque teníamos excursiones a 400 kilómetros de radio y ahora lo extendimos a 600 kilómetros, están dispuestos a viajar 12 horas seguidas de noche, si el camión en el que los llevamos es un autobús cómodo, por supuesto que tomamos en cuenta todas las medidas, pero ellos mismos nos han pedido ampliar este radio” señaló Juan Carlos Arnau.

Finalmente, las personas mayores son más propensas a los golpes de calor y se cansan fácilmente en climas cálidos, ya que sus cuerpos se deshidratan. Por eso es bueno programar sus viajes y excursiones por la mañana cuando el sol no está en su apogeo y las visitas interiores durante el mediodía y en la primera parte de la tarde.

Comentarios
hrs.

Periodista especializada en turismo

Notas relacionadas
X
Ir a la barra de herramientas