¿Cuáles son y cómo funcionan las pruebas COVID-19?

prueba coronavirus
 
Víctor Cisneros
hrs.
Hay diferentes tipos de pruebas de COVID-19, por ello aquí te decimos cuáles son y cómo funcionan, así como cuál es la más confiable

Existen dos tipos principales; algunas son pruebas rápidas para COVID-19

Para reactivar el turismo y las actividades cotidianas, algunos negocios, aeropuertos y otros servicios implementarán el uso de las pruebas de COVID-19, aquí te decimos cuáles son y cómo funcionan.

Existen dos tipos principales de pruebas para detectar el coronavirus: las serológicas o mejor conocidas como pruebas rápidas y las moleculares que tardan horas.

Asimismo, están los tests de antígenos (proteínas) del virus SARS-Cov-2 (coronavirus) pero la Organización Mundial de la Salud no la recomienda.

Publicidad
Publicidad

Pruebas de COVID-19, cuáles son y cómo funcionan. Existen dos tipos, las rápidas y las moleculares

Pruebas Serológicas

Esta prueba, en lugar de detectar al virus, detecta nuestra respuesta inmunológica del cuerpo contra el patógeno.

Se realiza con una gota de sangre para comprobar si nuestros anticuerpos responden o respondieron en algún momento contra el coronavirus.

Las defensas encargadas de eliminar al COVID-19 son las IgM (inmunoglobulina M) y las IgG (inmunoglobulina G).

Te puede interesar: Cuánto cuesta y dónde se hace la prueba de covid-19

Sin embargo, la OMS no recomienda su uso debido a que no confirman si alguien tiene coronavirus en ese momento.

Debido a que los anticuerpos IgM e IgG tardan hasta 12 días en producirse y se quedan en el cuerpo hasta 3 meses antes que sean detectables.

Por lo tanto, en caso de dar positivo en estas pruebas, se suelen detectar anticuerpos de infecciones pasadas o recientes.

Mientas que, si se hace al inicio de la enfermedad, la prueba puede resultar negativa por coronavirus.

Urge una vacuna para combatir la pandemia por COVID-19.

Pruebas moleculares

También se les conoce como de reacción en cadena de polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés), recomendadas por la OMS.

Estos tests detectan directamente el material genético del virus, su ARN, de las muestras tomadas de la garganta o nariz.

Debido a que este material genético está presente desde el inicio de la enfermedad en el cuerpo, el resultado positivo o negativo es más confiable.

Sin embargo, especialistas advierten que el material genético del COVID-19 puede no alojarse en las secreciones respiratorias y dar un diagnóstico erróneo.

Por otro lado, las pruebas de antígenos (proteínas) también utilizan muestras de este tipo, pero su eficacia varía entre 34 y 80%.

Comentarios

hrs.

Periodista. Amante de los viajes y las aventuras en México y el mundo. Redactor de PV y Viajes El Financiero.

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X