Los sabores de Italia y Argentina se unen para celebrar a mamá

 
Corina Tlali Ortega
hrs.

El mayor aumento en el gasto de las familias mexicanas será en restaurantes para festejar el Día de la Madre.

El 10 de mayo está próximo y José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), informó que en este periodo las empresas registrarán ventas por 47 mil millones de pesos, cifra que representará un incremento de 3.5 por ciento, en relación a la misma fecha del año pasado.

Detalló que, durante el Día de la Madre, el mayor aumento en el gasto de las familias mexicanas será en restaurantes y significará el mayor incremento del 10 de mayo, con un alza de 4.2 por ciento debido a las promociones, cambios en los hábitos para celebrar esta efeméride y porque la fecha coincide con el inicio del fin de semana.

Publicidad
Publicidad

Si aún no se tiene claro qué hacer para festejar a mamá, una de las opciones es quedarse en la ciudad, y como indica la Concanaco Servytur, disfrutar de la oferta gastronómica que ofrece la capital a turistas, gente local y a los amantes del buen comer.

Carne añejada y comida internacional

Si se encuentran en busca de un lugar que tenga ese toque femenino y que además sea delicioso, el restaurante Gardela puede ser el sitio para festejar el Día de la Madre al ser un establecimiento cuya cocina se inspira en hacer sentir cómodas a las mujeres; sin dejar de mencionar que, durante todo el mes de mayo, las mamás que asistan tendrán una copa de vino espumoso como cortesía.

Gardela es un restaurante ítalo argentino que tiene en su carta carnes añejadas en húmedo y seco; así como un menú de barra internacional; una de las  misiones del lugar es romper con el mito de que los comedores argentinos o de cortes son para hombres.

El añejamiento de la carne dura entre 20 y 40 días, lo que hace que el sabor sea más concentrado sin perder jugosidad y ternura; en un producto con esas características los condimentos están de más, así que un poco sal es suficiente para darle sazón.

Para las mujeres que les gusta consentirse, comer bien, pero sin excederse tendrán en Gardela una amplia variedad de platillos que incluyen, alcachofas, pulpo a las brasas, mejillones, atún, pizzas, camarones, ensaladas, hamburguesas de picaña y cortes minis para no quedarse con el antojo de la carne roja.

“Gardela cumple tres años, el nombre está inspirado en Carlos Gardel, cantante, compositor y actor argentino. Nuestro distintivo es que manejamos carne premium y productos de alta calidad; nuestra cocina es muy honesta, sin adornos de más para que los platos se vean abundantes. Lo que se pide es lo que el cliente tendrá en su plato”, comentó Ezequiel Jance, director Operativo de Gardela.

Es un lugar sin pretensiones, cuyo objetivo es hacer sentir bien a las mujeres y a todos los comensales; la carta se adapta a todos los gustos, bolsillos y al momento, ya sea que se busque celebrar una ocasión especial con un churrasco en la mesa y una copa de vino, o bien, disfrutar en familia con entradas al centro y alguna cerveza.

El lugar cuenta con una tienda que pone a la venta los mismos cortes que se sirven en el restaurante; así que la calidad y el sabor son una garantía. Otro de los atractivos de Gardela es su cava con más de 900 vinos provenientes de diferentes partes del mundo.

Un final dulce

Para cerrar con broche de oro, no podemos dejar de mencionar los postres, en especial el flan de la casa de consistencia cremosa como el queso, cuya receta es de la abuelita de los dueños e indica que lleva 12 huevos a diferencia de procedimientos convencionales que utilizan únicamente seis.

De Bélgica para el mundo, Gardela utiliza chocolate auténtico de aquel país para preparar su pastel de doble chocolate, el cual deja sentir en la boca diferentes texturas e intensidades de sabor; el Rogel es un postre argentino a base de hojaldre, en cada capa lleva dulce de leche y se corona con merengue italiano.

Si se opta por el suflé se debe pedir media hora antes porque lo preparan en el momento, vale la pena el tiempo de espera.  Y para finalizar, la Pavlova es otra alternativa dulce para despedirse de la cena e iniciar con la sobremesa; lleva láminas de merengue francés, crema de frutos rojos y hojas de hierbabuena. Es un postre muy dulce, pero agradable al paladar que se puede compartir y acompañar con una taza de café.

Comentarios

hrs.

Periodista

Notas relacionadas
Ir a la barra de herramientas
X