Opinión

Vuelve a amenazar inseguridad la imagen de Los Cabos

El domingo por la mañana ocurrió un hecho que se suma a las llamadas de atención que ha habido sobre el conflicto en Los Cabos por el control del narcomenudeo.

por Carlos Velázquez el Martes 14 de marzo de 2017 a las 13:57

El domingo por la mañana ocurrió un hecho que se suma a las llamadas de atención que ha habido sobre el conflicto en Los Cabos por el control del narcomenudeo y que seguramente ha sido el más preocupante para el turismo.

Alrededor de las 11 de la mañana, un grupo de policías estatales descubrió a dos sospechosos y, al pedirles que se identificaran, inició una persecución con balacera incluida.

El problema es que esta última ocurrió cuando ingresaron al hotel Hyatt Ziva de San José del Cabo, un hecho registrado en algunos videos.

Desde el año pasado, a partir de la recaptura de El Chapo Guzmán, entonces líder del Cártel de Sinaloa, ha crecido un conflicto con los miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación.

A partir de ello, el presidente municipal de Los Cabos, Arturo de la Rosa, ya ha cesado a un número importante de policías municipales y ha crecido la presencia de la Gendarmería y de la Marina de México.

Afortunadamente ningún turista ha resultado afectado por un problema que no sólo exhibe el tráfico de narcóticos sino la incapacidad de las autoridades para controlarlo, no obstante las características geográficas de Baja California Sur.

Antes del domingo ya hubo algunos ajusticiamientos entre narcos cerca de la zona hotelera, aunque la mayoría de los problemas se han presentado en las colonias aledañas al destino.

También es cierto que los policías estatales estaban cumpliendo con su trabajo y que no se les puede recriminar por haber actuado en contra de los sospechosos.

Sin embargo, parecería fundamental que existieran procedimientos para seguir avanzando en la solución de este problema entre delincuentes; sin comprometer la principal fuente de riqueza del estado, que es el turismo.

El problema del domingo generó una enorme preocupación entre los empresarios de la zona, algunos de los cuales se reunirán el miércoles con el gobernador Carlos Mendoza.

Si no se comprende lo delicado de esto y que los problemas de inseguridad en Los Cabos no sólo son locales sino que involucran la imagen de México, quizá esta problemática siga escalando hasta que tenga repercusiones altamente indeseables para el turismo y el empleo.

Divisadero

OMT. Fue el jueves de la semana pasada cuando Gloria Guevara, exsecretaria de Turismo federal, recibió en Berlín la noticia del actual titular, Enrique de la Madrid, en el sentido de que el gobierno federal, finalmente, no respaldaría su candidatura para la secretaría general de la Organización Mundial del Turismo.

En realidad el comentario no fue tan tajante, pues le explicó que la decisión no estaba en la Sectur sino en la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Dos días después se venció el plazo para registrar a los candidatos y México no jugó.

Desde hace semanas los candidatos de Georgia y de Corea del Sur eran los más fuertes y, por lo visto, el gobierno mexicano decidió no tomar una apuesta que entrañaba un importante nivel de riesgo.

Una situación decepcionante para Guevara, quien tenía el respaldo de algunas organizaciones empresariales mexicanas de primera línea.

Foto

Columnista de negocios en la Sección Dinero del periódico Excélsior, coordinador de la sección dominical de viajes Bon Voyage y conductor del programa de radio Imágenes del Turismo en Grupo Imagen. También fue editor de la Sección de Finanzas y columnista del periódico El Economista, así como responsable de publicaciones especiales de este medio, como ¡A Viajar!

Los comentarios para esta nota se encuentran cerrados

Anuncio