Opinión

El perfil del titular de Turismo de la CDMX

El domingo 12 de febrero Armando López Cárdenas recibió una llamada de la oficina de Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, para pedirle que acudiera a un acuerdo a la mañana siguiente.

por Carlos Velázquez el Viernes 24 de febrero de 2017 a las 09:49

El domingo 12 de febrero Armando López Cárdenas recibió una llamada de la oficina de Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México (CDMX), para pedirle que acudiera a un acuerdo a la mañana siguiente.

Ese día, también Miguel Torruco, había dejado de la Secretaría de Turismo de la capital, para incorporarse al equipo que espera llevar a la Presidencia de México a Andrés Manuel López Obrador.

Una situación derivada de una nota periodística, que lo orilló a tomar la decisión de renunciar a la posición que había ocupado en los últimos cuatro años.

López Cárdenas, quien asegura haber tenido más de una decena de posiciones en el gobierno capitalino, llegó el lunes a la oficina de Mancera quien en pocas palabras lo instruyó para que se ocupara de la Secretaría de Turismo.

En realidad es difícil encontrar dos personajes tan diferentes como Torruco y López Cárdenas; el primero es un empresario y político del turismo de casi 70 años, carismático, colmilludo y con un pedigrí que incluye su amistad con la familia Alemán y su parentesco político con la familia Slim.

Es decir con dos de los apellidos que son factores reales de poder en México.

Su personalidad dicharachera puede ser muy divertida, como hizo gala de ella en la pasada Feria de Turismo Internacional de Madrid al ser ubicada la CDMX al frente del stand de México, pues dijo que se sentía como DiCaprio en la proa del Titánic, que se hundía por las balaceras en Quintana Roo.

Su estrategia primordial era la “operación toca puertas”, es decir buscar a los clientes de México; mientras que su producto estrella fue el Turibús, a través del cual pretendía impulsar todos los productos turísticos capitalinos.

López Cárdenas fue secretario de Finazas con Marcelo Ebrard, tiene una maestría en Harvard y es un experto en resolver técnicamente la obtención de recursos públicos.

Es un convencido de los estudios de mercado y sabe, por ejemplo, que la competencia turística de la CDMX no es París o Londres; sino Houston, Santo Domingo, Lima, Guatemala y Bogotá.

Sus planes para los 22 meses que le restan a esta administración son dar a conocer y potenciar los más de 100 productos turísticos innovadores que hoy pocos disfrutan en la capital.

También generar condiciones para que sean los empresarios, emprendedores e inversionistas privados los que sigan invirtiendo y haciendo crecer el turismo en la CDMX.

Además de encontrar nuevas opciones para que más recursos públicos sean canalizados a una actividad ganadora y generadora de empleos, como es el turismo.

Se trata del arribo de un técnico que tiene poco tiempo para probar la eficacia de sus planteamientos.

Hace algunos años Jesús Silva Herzog, cuando fue secretario de Turismo, dijo que si hubiera entendido la importancia de este sector le hubiera dado más recursos cuando fue secretario de Hacienda.

Hoy este financiero, López Cárdenas, puede marcar un antes y un después en el perfil que se requiere para ser un titular de turismo moderno.

Foto

Columnista de negocios en la Sección Dinero del periódico Excélsior, coordinador de la sección dominical de viajes Bon Voyage y conductor del programa de radio Imágenes del Turismo en Grupo Imagen. También fue editor de la Sección de Finanzas y columnista del periódico El Economista, así como responsable de publicaciones especiales de este medio, como ¡A Viajar!

Hay  0  comentarios. Agrega el tuyo

Participa en la conversación

Anuncio